Los científicos alertan: la esperanza de vida disminuye

Ya no hay excusas para retrasar la edad de jubilación, porque por raro que te parezca, la esperanza de vida ha comenzado a frenarse, o al menos eso es lo que publica el último informe del Centro de Estadística de la Salud de EE.UU. Allí la esperanza de vida ha caído de 77, 9 a 77,8 de 2008 a 2009.

Es algo que contrasta enormemente con otros estudios publicados. Algunos apuntan que en los países ricos la esperanza de vida había ido aumentando tres meses por año desde la mitad del siglo XIX y otros tantos que los bebés nacidos en 2060 tendrían una esperanza de vida de hasta 100 años.

Los científicos nos muestran las dos caras de la moneda, pero, ¿a qué datos debemos atenernos? Lo mejor es ser precavidos... No es la primera vez que los expertos avisan de un posible descenso en la esperanza de vida. Uno de los primeros estudios que pronosticaban ésto fue el publicado en el 'New England Journal of Medicine' en 2005. Apuntaba como causa del descenso de la esperanza de vida la epidemia de obesidad entre niños, lo que provocaría una reducción de entre 4 y 9 meses en la esperanza de vida.

Y esto es algo que en su día también advertía la Organización Mundial de la Salud. Margaret Chan, directora general de la organización, fue tajante al afirmar que la generación actual "podría ser la primera en mucho tiempo en tener una esperanza de vida menor que sus padres". La Escuela de Sanidad Pública de Harvard lo demostraba en el último estudio que publicaron el pasado mes de septiembre. Estuvieron 20 años recogiendo datos para llegar a la conclusión de que "el sobrepeso a mediana edad puede reducir en un 79% la posibilidad de tener una vida larga y sana".

la esperanza de vida disminuye

Las conclusiones del informe del Centro de Estadística de la Salud


Pero curiosamente, el informe que hemos mencionado al principio no se refiere a la obesidad como causa del descenso de la esperanza de vida, lo cual no quiere decir que no lo sea también. Muchos achacan el descenso de la esperanza de vida en general a la crisis actual, pero advierten de que hay otras tantas causas...

Los avances de la medicina han ayudado enormemente a superar multitud de enfermedades que antaño suponían una muerte segura. Así, han descendido las muertes por problemas relacionados con el corazón, el cáncer o la diabetes. Pero estos avances no sirven para superar otro tipo de problemas. Ha aumentado el número de personas que sucumben a enfermedades respiratorias, renales, al alzhéimer, a la hipertensión a lo que hay que añadir un dato desesperanzador: el aumento de los suicidios. La tasa ha crecido en un 2,4% desde el inicio de la crisis.

la esperanza de vida disminuye 2
Según este informe la media de esperanza de vida ha descendido un mes, pero esta media puede variar enormemente según la situación social. "Entre los más ricos y los más pobres de una misma ciudad puede haber una diferencia en la esperanza de vida de 20 años", alertan los expertos que ante este panorama, nos invitan a reflexionar.

Estas diferencias se extrapolan a niveles mayores. Diferencias abismales y aterradoras entre países ricos y pobres. En Japón, la esperanza de vida llega a los 82,6 años, y en Mozambique, tan sólo hasta los 42,1.

Según la OMS esta desigualdad se podría paliar en cierto sentido, aumentando la esperanza de vida media en cinco años, si se eliminaran lo que consideran los cinco principales factores de riesgo para la salud, que son: la malnutrición infantil, el sexo no seguro, la falta de agua potable y saneamiento, el consumo de alcohol y la tensión alta.

Y qué ocurre en España


Pues en España, según los expertos, ocurre justo lo contrario. La esperanza de vida no hace más que aumentar. Aquí la media es de 81 años, cifra que se ha ido incrementando en cuatro años desde 1991. Ahora bien, existe el peligro de que este aumento toque techo, y este peligro se debe al progresivo incremento de la obesidad en nuestro país. Hace un año se publicaba un estudio que alertaba que los adolescentes españoles son los más obesos del mundo...

la esperanza de vida disminuye 3

Y es que, aunque parezca mentira, la crisis hace más difícil mantener el peso ideal, y no sólo por la inactividad que supone estar parado, sino por algo, si cabe, mucho más triste. Los grupos más desfavorecidos lo tienen mucho más difícil para acceder a la comida sana.

Según un estudio realizado por el Instituto de Investigaciones Médicas de Barcelona, las personas que deseen llevar una dieta mediterránea, con menos grasas, más verdura y más fruta, se pueden gastar al día una media de 7,9 euros. Más de lo que cuesta llevar una dieta menos saludable que supone un gasto de 6,7 euros de media. Actualmente en España hay familias que ve las frutas y las verduras como un lujo del que sólo pueden disponer en contadas ocasiones al mes.

Alexandra H. Gail  •  sábado, 15 de enero de 2011

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x