Consejos para superar la experiencia del desamor

Irene Solaz
 La experiencia del desamor
Si bien el amor hace felices a tantas parejas que pasean por su ciudad cogidas de la mano y haciendo planes en común de viajes, un compromiso e incluso hijos, es cierto que el amor no suele durar para siempre. En muchos casos, este sentimiento tiene fecha de caducidad y por alguna razón u otra suele ser una de las dos personas la que pretende poner fin a una relación que durante tanto tiempo había hecho felices a ambos. ¿Por qué ocurre el desamor? Puede que sea la rutina la responsable de atribuir un aburrimiento excesivo a la relación, y que un compañero pierda el deseo sexual o las ganas de compartir momentos con su pareja, momentos que hasta ahora habían sido inolvidables.

Lo último que podemos hacer es culparnos. Cuando una relación llega a su fin, es porque perpetuar el tiempo juntos como novios no iba a dar una solución y no lograría revivir el amor. Nunca debe faltar la comunicación, la confianza y el deseo sexual en una pareja, y si los problemas entre ambos se han hablado y parece que nada va a revivir el sentimiento que les había unido con tanta intensidad en el pasado, lo mejor es aceptar que ningún intento logrará que vayamos atrás en el tiempo.

Cómo superar el desamor


Le querías muchísimo, y nunca te imaginaste un futuro sin él. Probablemente consideres que no volverás a sentir un amor como aquél, e incluso puede que llegues a pensar que ya no tienes nada más por lo que vivir. No podrías estar más equivocada. A pesar de que te cueste creerlo en estos momentos, no existe ningún problema –salvo la muerte– que no cure el tiempo. Y aunque te cueste superar esta etapa de tu vida, llegará el día en el que puedas pasar por los restaurantes donde solíais cenar, o las tiendas de bebés donde planeábais vuestro futuro en común, sin sentirte mal por dentro.

Para superar poco a poco el dolor de perder a tu pareja, empieza por alejarte. No le busques, ni mucho menos le pidas volver junto a ti. Cuanto más pronto asimiles que la relación no tenía futuro, antes podrás pasar página. Puede que te ayude escribir una lista de todo lo que no te convencía de él, o de la relación. Así te demostrarás a ti misma que vuestros caminos debían estar separados.

Probablemente te dolerá tener a la vista los libros que te regaló por tu cumpleaños o el peluche que te compró cuando cumplísteis el primer mes juntos. Esconde todo aquello que te recuerde a él, al menos por ahora. Ya podrás sacarlo cuando la herida haya sanado.

La forma más efectiva es mantenerte ocupada. Acepta la ayuda de tus amigos y familiares, y disfruta realizando todas las actividades que te hacen feliz. Apúntate a un curso de cocina, sal de compras si eso te ayuda y, sobre todo, no te quedes en casa. En la calle podrás distraerte y mantener tu mente ocupada. Y no olvides que este dolor es temporal. Ya lo aseguraba Laura Pausini... Otro amor vendrá.