Estar en paro también te perjudica en el amor

Estar en paro te perjudica en el amor

Estamos atravesando una situación difícil, inmersas en una crisis que no nos da tregua y cada vez más gente se encuentra sin trabajo y sin recursos para salir adelante. Sabemos las consecuencias que estar en paro tiene en nuestros bolsillos y hasta en nuestra salud, pero es que además, el desempleo puede convertirse en un obstáculo añadido para encontrar el amor. Sin embargo, es en los momentos más difíciles cuando más tenemos que buscar nuestra fuerza emocional y utilizarla para impulsarnos en la vida.

El desempleo mata el amor

Si llevas un tiempo sufriendo la escasez de trabajo, habrás comprobado ya algunos de los efectos devastadores que el desempleo ha producido en tu vida. Ni se te pasa por la cabeza ir de compras y cada vez reduces más tus salidas nocturnas. Puede que en los últimos tiempos, hasta peligre tu café vespertino con el que venía incluida una sesión de risas con tus amigas.

Efectivamente, estar en paro limita tus actividades sociales hasta el punto de reducir tu vida social a la mínima expresión, por lo que las posibilidades de conocer un hombre interesante se reducen a esas horas que pasas en la cola del paro. Pero el factor económico no es el único que desencadena tu aislamiento social. Las personas desempleadas tienden a sentirse culpables y poco útiles, encerrándose en casa como una forma de castigo autoimpuesto.

Además, según va pasando el tiempo y observas cómo el mercado laboral sigue inactivo, el desánimo se empieza a apoderar de tu actitud y va minando tu autoestima. Lógicamente una persona insegura y desanimada no está en las mejores condiciones para encontrar el amor. Así que necesitamos ser más fuertes que nunca y encontrar el ánimo sea donde sea. Porque no vamos a permitir que este parón laboral nos pare también nuestra vida sentimental.

El amor en los tiempos de crisis

Aunque estemos en paro, tenemos a nuestra disposición muchos recursos para levantar el vuelo, si no laboralmente, al menos socialmente. Pero todos ellos pasan por desterrar ese sentimiento de culpa y esa creencia de que por estar desempleadas no podemos sonreír. Sonríe y disfruta de todo ese tiempo que tienes que puedes aprovechar en labrarte un futuro diferente al que estaba previsto.

Y para reforzar la autoestima nada mejor que mantenerte activa. Que no tengas que ir a trabajar no significa que tengas que quedarse tirada en el sofá esperando una oferta de empleo. Los cursos de desempleados son gratuitos y son perfectos no sólo para ampliar tu formación sino para conocer gente nueva y en tu misma situación, algo que reforzará la seguridad en ti misma.

En todo caso, la mejor forma que tienes de luchar contra el paro es con grandes dosis de actividad. Seguro que en tu barrio encuentras cursos, conferencias, exposiciones, talleres y deportes que pueden ayudarte a salir del encierro y reactivar tu vida social sin gastar dinero. Recuerda que es muy poco probable que el amor de tu vida vaya a buscarte a casa, lo mismo que el trabajo, así que sal y encuéntralos tú.

Laura Sánchez  •  miércoles, 27 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x