La importancia del primer beso en una relación

Laura Sánchez

La importancia del primer beso

Nos sentimos fascinadas por esas escenas románticas donde dos personas se besan apasionadamente e inmediatamente se establece entre ellas una conexión de amor verdadero.

Y es que la importancia del primer beso radica en que marca el inicio del amor. Por mucho que te sientas atraída por una persona, por mucho que disfrutes seduciéndole, mirándole, sonriéndole, rozándole, hasta que no le das el primer beso no se establece ese vínculo que todas buscamos cuando nos enamoramos.

Cuándo dar el primer beso

Pero la pregunta que nos surge en este juego de la seducción es ¿cuándo dar el primer beso?, ¿dónde?, ¿cómo? Las respuestas son similares a las que resuelven ese otro asunto de a qué altura de la conquista es conveniente tener la primera relación sexual. Es decir, depende de una misma y de las necesidades pasionales que le cree la otra persona. Porque hay veces nada más conocer a un hombre sentimos la necesidad imperiosa de besarle y, otras veces, el deseo va surgiendo poco a poco.

Así, el único que puede determinar si es pronto o tarde para un primer beso es tu cuerpo, que te lo irá pidiendo con más urgencia o menos. Pero en cuanto notes que necesitas urgentemente juntar tus labios a los suyos para comprobar si es posible una conexión íntima, no esperes demasiado por los convencionalismos, porque hay trenes que sólo pasan una vez. Imagínate que esa boca era la del hombre de tu vida y tú no te has atrevido a besarle porque os acabáis de conocer. Oportunidad perdida.

Esto no quiere decir que una vez que sientas la necesidad de besarle lo hagas en ese mismo instante y lugar. Tal vez no os encontráis en el mejor lugar para daros ese primer beso que permanecerá en el recuerdo, al menos mientras dure vuestra relación. Si te has enamorado de tu compañero de trabajo, una reunión no es el lugar más apropiado para unir vuestros labios o, si pertenece a tu entorno familiar y están revoloteando tus sobrinos por la zona, es mejor esperar a estar solos.

Lo que ves en ese primer beso

Aunque un primer beso a solas, mientras contempláis una puesta de sol sentados en la arena, es uno de esos momentos inolvidables, salga el beso como salga, tampoco está nada mal ese primer beso que os dais rodeados de gente en una fiesta con alguna música de fondo, sobre todo por esa sensación de haber parado el mundo mientras vuestros labios se juntaban.

Sea como sea, en el primer beso puedes descubrir si ese es tu hombre ideal. Si vuestras bocas se buscan acompasadamente, si vuestros labios se unen jugando al mismo ritmo y tu lengua se enrosca de forma inevitable a la suya, la conexión con ese amor es máxima. Así que aprovecha todo lo que puedas para disfrutar de ese enamoramiento con sus deliciosos besos.

Si el primer beso no sale como esperabas y te encuentras con movimientos torpes y desacompasados, puedes tener la sensación de que ese amor no va a funcionar. Tranquila, porque puede que no hayáis encontrado esa perfecta conjunción bucal por los nervios; dale otra oportunidad y convierte el segundo beso en el primero, si es que sale mejor. Y si no, ya sabes, si los caballeros del rey Arturo se pasaron toda la vida buscando el Grial, tú puedes basar tus aventuras en la búsqueda de ese primer beso perfecto.