Así son los nacidos en julio: ¡imprevisibles!

Los nacidos en el séptimo mes del año son muy embaucadores

Napoleón Fernandez

nacidos en julio

¿Hay dos personas iguales en el mundo? La respuesta es clara, ¡imposible! Podemos compartir ciertos comportamientos, actitudes o formas de ver la vida con nuestros familiares, con los amigos más cercanos o, incluso, con nuestra pareja, con la que que tenemos un proyecto en común. Pero por desgracia, o casi habría que decir por suerte, cada uno es diferente al otro. Sí es cierto que las personas nacidas bajo la influencia del mismo signo zodiacal o, incluso, en el mismo mes del año tienen rasgos parecidos. ¿Quieres saber cómo son los nacidos en el mes de julio? ¡Seguro que te sorprendes! 

Lo que no sabías de los nacidos en el mes de julio 

+ Tienen las cosas bastante claras en cuanto a lo que quieren y lo que no quieren en su vida, aunque eso no quiere decir que lo tengan todo nacidos en  julio bajo con control, ¡para nada! Su vida puede resultar un tanto caótica porque la improvisión les acompaña siempre en todo lo que hacen. Ellos son así: son capaces de cogerse el primer autobús que salga y hacerse un viaje relámpago o iniciar un proyecto de trabajo de la nada de un día para otro. ¡Junto a ellos, el efecto sorpresa está más que garantizado! 

+ Son determinados, testarudos y cabezotas. Saben lo que quieren y luchan por ello hasta conseguirlo, una virtud que se puede convertir en un defecto si no tienen en cuenta que no viven solos en este mundo y que sus acciones pueden tener consecuencias no siempre positivas a su alrededor. Ten cuidado si te enzarzas en una "conversación-discusión" con un nacido en el mes de julio porque nunca da su brazo a torcer y no soporta que le lleven la contraria. Intensa, te aseguramos que será la charla, aunque no sabemos si muy constructiva y dialogante. 

+ Pero a pesar de este fuerte carácter poseen una personalidad encantadora. ¡Son mágicos! Tienen un don único que les permite con muy poquito -un guiño, una mirada o una sonrisa- embaucar a la gente, llevársela a su terreno y metérsela en el bosillo en cuestión de minutos. Su empatía es su mayor cualidad. 

+ Sin olvidarnos de otra de sus grandes virtudes: ¡son muy pacientes! Si tienes un jefe  nacido en el mes de julio, ¡estás de enhorabuena! porque nunca te va a meter prisa a la hora de entregar un trabajo. Al contrario, se sentará a tu lado e intentará ver los contras que te han podido causar un retraso.