Athina Onassis: el peso de una gran herencia y una gran maldición

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

24 de diciembre. La mujer del día es hoy Athina Onassis, aquella que en su día fue la niña más rica del mundo y que hoy es una mujer de gran relevancia pero de discreta presencia pública. Nos preguntamos qué fue de Athina y cómo convive con la maldición que pesa sobre su familia.

Athina Onassis: qué fue de la niña más rica del mundo

Que el dinero no da la felicidad es algo que al común de los mortales nos parece increíble, pero que saben bien esas gentes adineradas con un historial familiar de desgracias tales que haría temblar al mismísimo Stephen King. Es el caso de Athina Roussel Onassis la que fuera la niña más rica del mundo que hoy es ya una mujer multimillonaria intentando escapar de una maldición familiar.

Dicen que sobre los Onassis pesa una maldición familiar en forma de suicidios, muertes tempranas e infelicidad continua. Pudiera ser que el motivo de maldición fuera la dañina personalidad del fundador de la inmensa fortuna Onassis, Aristóteles Onassis, cuyas malas artes en la vida e incluso en sus historias de amor son bien conocidas. Una especie de 'el que siembra vientos recoge tempestades'.

Athina Onassis perdió a su madre cuando era una niña y se convirtió así en la heredera del dinero de los Onassis, pero también de la maldición. En un intento de apartarla de la desgracia familiar, su padre se la llevó a Suiza y le procuró una vida 'normal', con una infancia 'normal'. Dicen que hasta estudió en un colegio público, eso sí, llegaba cada mañana con su legión de guardaespaldas.

Hoy Athina Onassis es una mujer casi treintañera que vive junto a su marido en Brasil y que se dedica plácidamente a disfrutar su pasión por la hípica. Se prodiga poco en la vida pública y afirma que con gusto quemaría todo su dinero. Se ve que le pesan los millones. Y mientras ella se mantiene ajena a la tradición familiar de desgracias, el mundo entero observa esperando el momento en el que la maldición de los Onassis le toque a Athina.