Estefanía de Mónaco: la princesa rebelde que se volvió 'buena'

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

14 de noviembre. La mujer del día es hoy Estefanía de Mónaco. Aunque ya no ejerce como tal, sigue ostentando el título de princesa rebelde. Y es que ningún miembro de la realeza ha dado tantos escándalos como Estefanía o, al menos, ninguno ha sido público. Hoy, Estefanía de Mónaco lleva una vida discreta y muy comedida en su principado.

Estefanía de Mónaco: ya no es la princesa rebelde

La vida en una casa real requiere discreción, ocultamiento, secretos inconfesables y cierta dosis de corrección. Esto no es algo que supiera la princesa Estefanía de Mónaco que a lo largo de su vida ha sido la princesa más seguida por los periodistas, la más comentada, la más criticada, la princesa rebelde que iba por libre.

Pudiera ser que la hija pequeña de esa extraña pareja que formaban Grace Kelly y Rainiero de Mónaco tuviera cierto complejo de plebeya, porque nunca se adaptó a la vida estricta de una casa real. Y eso que la casa real monegasca siempre se ha caracterizado por cierto toque liberal. Es en los últimos años cuando Estefanía ha participado más de los actos oficiales del Principado de Mónaco.

Y es que a Estefanía no le gustaba el protocolo. Para superar el trauma que le supuso la muerte de su mítica madre Grace Kelly, se lanzó a una vida rápida e intensa, pero no carente de inquietudes. Fue diseñadora de moda, modelo y también cantante hasta que descubrió su verdadera pasión: el circo.

El circo le ha dado a Estefanía los mejores momentos de su vida y algún que otro amor. En el circo ha encontrado ese lugar en el que encajaba perfectamente, alejada de la vida pública y de los bailes de la corte. Sin embargo, hace tiempo que la hija pródiga volvió al hogar real y hoy es una de esas tantas princesas discretas, que es lo que se lleva ahora.

Puedes leer más artículos similares a Estefanía de Mónaco: la princesa rebelde que se volvió 'buena', en la categoría de La mujer del día en Diario Femenino.