Helena Rizzo: ¿la mejor cocinera o la mejor chef del mundo?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

21 de abril. La mujer del día es hoy Helena Rizzo. Una de las mejores profesionales de la cocina, un ejemplo de mujer que persigue un sueño tenazmente hasta conseguirlo, una mujer trabajadora y competente, una delicia de mujer. Helena Rizzo ha recibido recientemente el premio Veuve Clicquot a la mejor chef femenina del mundo y nos encanta saber que su trabajo es reconocido a nivel mundial, pero nos amarga esa separación de categorías femeninas y masculinas.

Premios discriminatorios

Según los responsables del premio Veuve Clicquot, Helena Rizzo no es la mejor chef del mundo, sino la mejor chef del mundo en la categoría de mujeres. Este premio nos suena a discriminación, a desigualdad y a un machismo que mantiene el estereotipo de que las mujeres son cocineras y los hombres chefs de prestigio. ¿Por qué no un premio en el que se reconozca el mejor trabajo de mujeres y hombres en la misma categoría?

Porque estamos seguras de que Helena Rizzo y su equipo del restaurante Maní de Sao Paolo (Brasil) podrían alzarse fácilmente con el primer puesto. Nos alegra ver reconocido el trabajo de esta mujer luchadora que empezó su andadura profesional como modelo pero que finalmente se lanzó a vivir de su auténtica pasión: la cocina. Nos encanta conocer mujeres como Helena Rizzo, valientes, emprendedoras y capaces de transformarse y reinventarse para conseguir un sueño.

El sueño ya lo ha conseguido. Y su trabajo está siendo reconocido con prestigiosos premios, aunque seguramente el mayor reconocimiento para la mejor chef del mundo sea la sonrisa de satisfacción de sus clientes. Pero no podemos dejar pasar esta oportunidad de recordar el daño que hace categorizar por sexos este tipo de premios. Un premio que nos deja un regusto amargo porque sabe a machismo, a discriminación y al mantenimiento de la desigualdad de género.