Shakira y su promoción del hombre machista

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

18 de abril. La mujer del día es hoy Shakira por motivos totalmente diferentes al objetivo de esta sección que es ensalzar a mujeres auténticas, valientes, independientes, luchadoras y solidarias. La cantante colombiana hizo recientemente unas declaraciones en las que se sentía orgullosa de lo celoso, territorial y convencional que es su pareja Gerard Piqué. Y de golpe y porrazo se nos han venido abajo dos mitos.

Shakira y su pareja feliz

Shakira es una cantante de reconocido éxito y Piqué es uno de los mejores futbolistas en activo. Jóvenes, guapos, famosos, competentes y admirados en todo el mundo. Dos personas carismáticas que se enamoran y forman una adorable familia. A juzgar por sus publicaciones en Twitter, parecen poseer el secreto de una pareja feliz, enamorada y compenetrada…hasta que Shakira abre la boca no para cantar sino para hablar y nos descubre algunos rasgos de la personalidad de su mediática pareja.

Cuenta Shakira que Piqué no quiere que ruede video clips con hombres y que el vídeo en el que aparece con Rihanna contó con el consentimiento del futbolista. También cuenta que Piqué es muy tradicional, muy celoso y muy territorial. Vamos, que Piqué parece ser muy macho y ella está encantada. Nada objetamos en cuanto a que Piqué sea tradicional y ni siquiera nos atrevemos a comentar el significado de territorial, no vaya a ser que malinterpretemos sus palabras. Pero los celos de Piqué y la censura que ejerce sobre el trabajo de la cantante, sí nos preocupa.

Y nos preocupa porque mostrarse orgullosa de ser una esposa sumisa y obediente es un atraso y un ataque directo hacia todas las mujeres que han luchado y siguen luchando por la igualdad. No nos gustaría inmiscuirnos en la vida de nadie, pero nos gustaría recordarle a Shakira que los celos no son un acto de amor, sino de posesión. Y también nos gustaría pedirle a Shakira y a muchos otros famosos que tuvieran en cuenta, antes de hablar, la influencia que pueden ejercer entre sus fans más jóvenes.

Shakira y Piqué son dos ídolos para muchos jóvenes que fijan sus miradas en ellos y quieren emularlos. Claro que entre las responsabilidades de la fama no está la de educar en la tolerancia, en el respeto y en la igualdad. Pero hay algo que se llama conciencia social.