Kate Moss, la mujer que se convirtió en marca

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

22 de julio. La mujer del día es hoy Kate Moss. Esta modelo británica lleva más de 20 años en el mundo de la moda. Ya no es una jovencita, pero eso no impide que siga siendo una de las modelos más cotizadas. Porque esta mujer no es solo modelo, esta mujer es una marca o, como suele decirse más habitualmente, es un icono.

Un icono llamado Kate Moss

Desde que una mente preclara la descubriera con tan solo 14 años en un aeropuerto, Kate Moss ha logrado una de las carreras más estables en el mundo de la moda. Y también más escandalosas. Ella no era una modelo como las demás. Ella poseía una belleza carismática, con un toque salvaje y de libertad que era imposible de doblegar. Con el tiempo, la poderosa fuerza de Kate Moss la encumbró como una de las modelos más cotizadas, pero también como una creadora de tendencias.

Es mucho lo que las mujeres de a pie debemos a Kate Moss. Sin poseer la extrema delgadez de la modelo, ni mucho menos su mirada magnética, la mayoría de las mujeres nos hemos dejado llevar por los estilismos de la modelo británica. El print animal o los pantalones pitillo son rescates de Kate Moss para el público en general. Aunque el mayor agradecimiento por nuestra parte viene de la mano de las botas de agua, tan imprescindibles en algunas zonas geográficas, como pasadas de moda estaban hasta que llegó Kate Moss y las colocó de nuevo en todos los escaparates.

Y es que su estilo desenfadado con el que siempre va perfecta es de los más imitados. No nos extraña, porque el look de Kate Moss emana cierto aire rebelde, pero a la vez fresco y natural. Y esa perfección no la consigue una mujer de carne y hueso, solo la puede conseguir un icono como Kate Moss, que ha convertido su imagen en una auténtica marca de seducción natural.

Cuando hablamos de Kate Moss es inevitable hacer referencia a los escándalos y excesos que la han rodeado. Por qué lo llaman excesos cuando quieren decir drogas. En el año 2005 salieron a la luz unas fotografías de la modelo practicando esos "excesos". Parecía el fin de su carrera. Pero nada de eso, porque la luz de una estrella no se apaga por un escándalo, si acaso brilla con más fuerza. Y seguirá brillando.