Pamela Anderson: el lado más solidario de la vigilante de la playa

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La mujer del día es Pamela Anderson

14 de enero. La mujer del día es hoy Pamela Anderson, la que fuera la vigilante de la playa más deseada sigue trabajando discretamente en el mundo de la actuación. Pero a pesar de las apariencias de frivolidad, es una mujer solidaria firme defensora de los animales. Descubrimos el lado más solidario de Pamela Anderson.

Pamela Anderson: la mujer que se esconde tras la cirugía

En su día fue una de las mujeres más sexys del planeta. Su etapa en la serie de televisión 'Los vigilantes de la playa', llevó a Pamela Anderson a conquistar la fama mundial. Los hombres suspiraban por esa rubia de delantera prominente y silueta ultra femenina que paseaba orgullosa por las playas televisivas.

La vida de Pamela Anderson ha sido una sucesión de escándalos y cirugías. Su pasión por los hombres tóxicos y su obsesión por aumentar la talla de pecho de forma incansable nos han dejado la imagen de una estrella de Hollywood frívola y sin más pretensiones que adquirir fama y dinero. Y efectivamente, esa es la imagen que proyecta la ex vigilante de la playa.

Pero resulta que Pamela Anderson es algo más que una cara transformada a golpe de bisturí con tanto acierto como la Bridget Jones Renée Zellweger. También es algo más que dos enormes pechos operados y vueltos a operar o una sex symbol asidua a las portadas de Playboy. Pamela Anderson destaca en la causa animalista por ser una firme defensora de los derechos de los animales.

Pocas celebrities muestran de forma tan clara sus valores cuando se trata de los animales. El activismo de Pamela Anderson en la causa animalista es manifiesto declarándose abiertamente vegetariana y criticando el uso de pieles en la ropa. Además ha protagonizado numerosas campañas en favor de los derechos de los animales que la convierten así en algo más que una estrella recauchutada.