Tamara Falcó: qué difícil es ser la hija de Isabel Preysler

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

5 de octubre. La mujer del día es hoy Tamara Falcó. La hija de Isabel Preysler y el Marqués de Griñón a la que conocemos desde que era un bebé gracias a las revistas del corazón se ha convertido en una mujer comprometida con la fe católica. La vida da muchas vueltas y Tamara ha encontrado su lugar en el mundo gracias a la religión.

Tamara Falcó, la celebrity más religiosa

Si alguien pensaba que ser hija de una famosa de la talla de Isabel Preysler te ponía las cosas más fáciles en la vida, está equivocado. Que se lo pregunten a Tamara Falcó, una mujer de profesión desconocida y de la que no sabemos de dónde saca sus ingresos para vivir a todo tren. Viajes, fiestas, cenas y desfiles, eso sí, después de pasar por la iglesia.

Hace ya un tiempo que la hija de Isabel Preysler nos sorprendió descubriéndonos su faceta más religiosa. Tamara Falcó ya había hablado con Dios cuando era una niña y tras una vida llena de dificultades encontró la paz espiritual en el refugio de la iglesia. Ahora se dedica con fervor a la religión, algo muy respetable pero que no encaja demasiado bien con su estilo de vida.

Hoy en día la muchacha no da un paso sin consultar a su director espiritual que va marcando las directrices de su nueva y piadosa vida. Y para no olvidarse de nada, Tamara Falcó recibe todos los días en su smartphone pasajes de la Biblia que la ayudan a seguir adelante. Porque no, no es fácil ser hija de Isabel Preysler.

Una vez encontrada la estabilidad emocional que Tamara necesitaba, ahora puede dedicarse a pensar cómo va a ganarse la vida. Y tras su intento frustrado de convertirse en estrella televisa con 'We love Tamara' al más puro estilo de 'Alaska y Mario', ahora ha decidido convertirse en escritora y repostera al mismo tiempo. Porque ella lo vale. Esperamos ansiosas el libro de recetas de cupcakes de Tamara Falcó.