Frases de amor y de traición para corazones rotos

María Fernández

 Las frases de amor y traición de Brad Pitt para Jennifer Aniston

“Solo pensar en traicionar es ya una traición consumada” (Cesare Cantú, escritor italiano).

Nuestro corazón se rompe con cada traición que sufrimos. Si bien cada dolor amoroso que superamos nos ayuda a crecer y nos sirve de experiencia para afrontar el futuro con paso más firme, no podemos evitar sentirnos derrotados con cada traición. Recogemos para ti algunas de las frases de amor que transmiten tal dolor.

Pocas cosas hay peores que la traición en el amor. Una vez que se rompe la confianza en la otra persona es muy difícil volver a recuperarla. “El amor soporta mejor la ausencia o la muerte que la duda o la traición” (Anónimo).

Cuando hemos sido traicionados, todo se desequilibra. Si no te esperas ese duro golpe en tu vida, se te rompen los esquemas y ya nada parece lo mismo. “Felicidad es el sueño del amor y tristeza su despertar” (Madame Basta, escritora francesa). Cuando se acaba el amor, especialmente si se debe a una traición del tipo que sea, todo parece más oscuro. Sin embargo, si hay una cosa clara, es que el tiempo hará que todo pase.

Frases románticas contra la traición

Lo contrario al amor no es el odio, sino la indiferencia” (Elie Wiesel, escritor húngaro). No hay nada más ruin que ignorar a la otra persona sabiendo que ella aún sigue latiendo por ti. Mejor acabar con la pareja antes de que se corrompan los recuerdos de la bella relación que en algún momento hubo.

La traición duele. Ya sea por un amor inesperado e infiel o por un mal gesto hacia el amado, la traición es una de las principales causas del desamor. Muchas veces preferimos llevar el dolor por dentro para que nadie conozca nuestra cara más débil. Sin embargo, en nuestro interior nuestro corazón aún está encogido. “Las heridas que no se ven son las más profundas” (William Shakespeare, escritor inglés).

“Los temores, las sospechas, la frialdad, la reserva, el odio, la traición, se esconden frecuentemente bajo ese velo uniforme y pérfido de la cortesía” (Jean Jacques Rosseau, filósofo francés). No dejemos que una traición nos hunda y nos haga olvidar los buenos momentos. Nada, absolutamente nada, merece ni una de nuestras lágrimas.