Cómo afrontar la relación con los hijos de tu novio

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Por fin has conocido a un hombre encantador, un príncipe que no parece que destiña y estás casi segura de que es el amor de tu vida. Solo hay un pero: tu hombre ideal viene con niños incluidos. Las relaciones de pareja no se caracterizan por ir como la seda, así que día a día tenemos que enfrentarnos a escollos importantes y los hijos de tu novio son de esos escollos con mucho peligro. Nos preguntamos cómo afrontar la relación con los hijos de tu novio.

Tú, tu novio y sus hijos: manual de supervivencia

Tu novio es el hombre ideal, lo tiene todo. Pero todo todo que hasta tiene ya los hijos, así que tú no tienes ni que molestarte en perpetuar la especie. Empieza a rezar para que los hijos de tu novio sean personitas educadas y encantadoras y no niñatos consentidos aún por civilizar. Reza, porque es lo único que puedes hacer para que la progenie de tu novio no destroce tu relación de pareja ideal.

Lógicamente, tu novio tendrá unas responsabilidades como padre a las que tú no estás acostumbrada y puede que no encajen con la idea que tienes de una relación de pareja. Los fines de semana tal vez no sean todo lo apasionados que esperabas y tendrás que acostumbrarte a los aullidos de los niños en los parques. No estaría mal que te aprendieras unas cuantas canciones infantiles y que te aficionaras a las películas de Disney.

Seguramente te estás preguntando cómo caer bien a esas criaturitas que tu novio te ha traído para el fin de semana. No es tan difícil como parece a simple vista. Aunque ellos te vean como a la madrastra malvada de los cuentos, tu encanto se impondrá finalmente si utilizas la estrategia del chantaje. No es la actitud más ética del mundo, pero sí la más efectiva.

A un niño le puedes chantajear a base de premios que varían según la edad del infante. Desde chucherías hasta entradas para el cine pasando por pegatinas. Presta atención a cualquier cosa que despierte el interés de los niños y compra con ello su buena voluntad. Es la única forma de pasar de ser esa intrusa que está con papá a ser la madrasta del buen rollo que todo les consiente.

Puedes leer más artículos similares a Cómo afrontar la relación con los hijos de tu novio, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.