Por qué elegir no tener pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Parece como si el destino de todas las personas tuviera que ser encontrar el amor, crear una relación de pareja y formar una familia. Y puede que para algunas personas ese sea el objetivo vital, pero no todo el mundo tiene que vivir de la misma manera. Hay personas alérgicas a las relaciones de pareja y podemos llegar a entenderlo perfectamente. Descubre por qué elegir no tener pareja.

Motivos por los que se vive mejor sin pareja

No podemos resistirnos a la tentación de cantar las bondades de una pareja ideal en la que ni el amor ni la pasión se apagan, en la que te sientes cómplice, querida y valorada por tu novio y con la seguridad de tener siempre un punto de apoyo en los malos momentos. Pero a estas alturas podemos reconocer que estas relaciones de pareja idílicas son producto de los estudios de cine y no se corresponden con la realidad.

El día que descubres que las relaciones de pareja no son como te habían contado, que no es un problema de que elijas mal a los hombres, sino que sencillamente la convivencia presenta obstáculos insalvables, es el día que decides no tener pareja. La decisión no deja de ser controvertida y muchas personas te mirarán con recelo, pero otras más te mirarán con envidia.

Porque una vez que eliges no tener pareja te conviertes en esa mujer independiente, con libertad para ir, venir o quedarte, con capacidad de decisión y con la satisfacción que te da disfrutar de esos momentos mágicos que creas a solas o en compañía. Porque además de elegir, creas. Creas tu mundo como a ti te gusta y dibujas todo aquello que quieres tener en tu vida. Por supuesto que también borras todo lo que te sobra.

Pero sin duda el principal motivo por el que elijes no tener pareja es porque has aprendido a quererte a ti misma. Con ese tiempo que no le has dedicado a un novio demandante de atención has llegado a conocerte bien, a saber quién eres realmente. Ese punto en el que consigues estar orgullosa de ti misma, en el que sabes apreciar la soledad tanto como la compañía de las personas que te quieren, ese punto no tiene comparación con una relación de pareja.