Por qué salir del armario no debe darte ningún miedo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Por más que algunos se empeñen en vivir en la Edad Media en cuestión de sexualidad, somos los demás los que debemos hacer un esfuerzo extra por visibilizar ese derecho que tenemos a vivir nuestra opción sexual con naturalidad. Descubre por qué salir del armario no debe darte ningún miedo y abre la puerta ya.

Las ventajas de salir del armario

Sabemos que puede ser difícil para tu familia que les pongas al día de tu homosexualidad. Puede que incluso en algunos trabajos te pongan alguna pega, pero por suerte hay medidas judiciales que puedes tomar en caso de que eso ocurra. Por más difícil que te resulte hacer el comunicado o reconocer de forma pública tu orientación sexual, lo cierto es que supondrá toda una liberación.

Salir del armario tiene su dificultad, pero lo que más tiene son ventajas. Ahora podrás dejar de fingir, de inventarte parejas del otro sexo para que tu familia no te haga preguntas inconvenientes, podrás dejar de esconderte cuando te enamoras y podrás dejar de sentir que tu vida es una especie de estafa para los demás.

Las personas que han reconocido su homosexualidad coinciden en esa sensación de liberación, de quitarse un peso de encima. Personas que son honestas y sinceras en todos los ámbitos de su vida y, que sin embargo, durante años se han visto obligadas a mantener una ficción sobre su vida sentimental y sexual. Eso no hay equilibrio emocional que lo resista.

Por eso, por salud mental, por no traicionarte a ti mismo, por el placer de ser una persona independiente y auténtica merece la pena salir del armario. Solo quedan unos pocos que te mirarán mal y esos no son importantes en tu vida. Las personas que son realmente importantes en tu vida se alegrarán de que puedas vivir tu opción con libertad tras la sorpresa inicial.

Puedes leer más artículos similares a Por qué salir del armario no debe darte ningún miedo, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.