Cómo contar en el trabajo que soy homosexual

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Parece que el mundo da por hecho que las relaciones de pareja consisten en un hombre y una mujer. No es así y, aunque la homosexualidad se va normalizando, lo hace muy lentamente. Así que hoy en día todavía resulta un problema contar en el trabajo que eres homosexual. Y si eres mujer, el problema es aún mayor.

Cómo decir en tu trabajo que eres lesbiana

Una cosa es contarle a tu familia y amigos que eres lesbiana y otra cosa muy distinta es salir del armario en el entorno laboral. Desgraciadamente aún hay discriminación laboral hacia los homosexuales, así que no podemos omitir el hecho de que según qué trabajo tengas, lo estés poniendo en peligro. También podemos suponer que el lugar de trabajo es un sitio donde reparan exclusivamente en tu profesionalidad y donde les importa poco con quién te acuestas.

Se impone la naturalidad a la hora de explicar en el trabajo que eres lesbiana. En mayor o menor medida, entre los compañeros de trabajo también se tratan temas personales y puedes aprovechar esas ocasiones para hablar de 'tu pareja'. A las posibles preguntas que te puedan hacer como 'en qué trabaja tu novio' o 'cómo se llama tu novio' puedes ponerle rápidamente un femenino así como el que no quiere la cosa.

Tampoco hace falta que institucionalices tu condición de homosexual en el trabajo emitiendo una circular para que quede claro. Pero procura que en esas conversaciones personales se refleje esa pareja en femenino. Poca gente se atreverá a hacer comentarios de mal gusto estando tú presente, pero no descartes los cotilleos y los chismes a tus espaldas.

Puedes leer más artículos similares a Cómo contar en el trabajo que soy homosexual, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.