Claves para saber si seguir o no con tu pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Podrías encontrarte con una llamada de atención que indicara que vuestro tiempo se ha acabado, pero lamentablemente en las relaciones de pareja las cosas no son tan sencillas ni tan claras. La costumbre y la pena son las que provocan tus dudas a la hora de saber si seguir o no con tu pareja. Pero en algún momento tendrás que tomar una decisión.

Cómo saber si debes seguir o no con tu pareja

Cuando una relación de pareja no funciona lo mejor es romper, pero no es fácil determinar si se trata de una crisis de pareja o es que has llegado al final. Tenemos algunas claves para que puedas saber más fácilmente si ha llegado el momento de poner punto y final a tu relación.

1 Lloras más que gimes. La sabiduría popular es contundente en este asunto. Si lloras más que gimes es que estás en la relación equivocada y con el hombre equivocado. Así que ha llegado el momento de romper.

2 Gustos. En esta vida todo es cuestión de gustos y todo es debatible. Lo único que no es negociable es tu autoestima. Si desde hace un tiempo no te gustas a ti misma es porque algo no va bien en tu vida. No hay por qué buscar culpables, pero no vas poder ser feliz en esa relación.

3 Valoración. Uno de los secretos de esas envidiadas parejas felices es que se quieren el uno al otro, se admiran el uno al otro y se valoran el uno al otro. Todo recíproco. Si notas que tu pareja ya no te valora o no te considera alguien importante, es el momento de volar.

4 Aburrimiento. Sabes que la vida no es precisamente una verbena, pero si te aburres con tu pareja, es el momento de intentar poner algo de chispa en la relación. Si vuestros planes para animaros la vida funcionan, sigue adelante con la relación, que una mala racha la tiene cualquiera.

5 Sapos. El aspecto más controvertido a la hora de decidir si seguir o no con tu pareja es el momento de reconocimiento del sapo. Si has llegado a este punto de dudas en tu relación, es porque ya te has dado cuenta de que tu príncipe encantador es en realidad un sapo. Lo único que te queda por hacer es decidir si ese sapo te gusta como pareja o no.