Rupturas: qué no hacer cuando te dejan

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Mantener la calma cuando la relación de pareja llega a su fin es casi imposible, pero es cierto que debemos buscar cierto grado de cordura para no lamentarnos después. Cabe decir que cualquier cosa que hagas en un momento de ruptura te será perdonado por enajenación mental transitoria, pero eso no te da vía libre para cometer algunas tonterías. Descubre qué no hacer cuando te dejan.

Lo que no debes hacer cuando te dejan

Siempre es duro superar una ruptura, aceptar el desamor y más cuando te han dejado. Es seguro que atravesarás rachas de llantos, de desesperación, de impotencia, de melancolía, de tristeza y hasta de rabia. Cuidado con la rabia que genera las rupturas porque es cuando más puedes ponerte en evidencia. Y claro, una cosa es que cualquiera pueda comprender la situación y otra muy distinta cargar con el peso de algunas locuras que has hecho por desamor.

Si el amor de tu vida resultó ser un perfecto cretino que te dejó por otra o con cualquier excusa absurda, tienes todo el derecho del mundo a expulsar tu frustración en forma de resentimiento. Puedes reunirte con tus amigas y ponerle verde, pero no lo hagas con sus amigos o con los amigos comunes, porque ellos no se merecen estar en medio de un drama amoroso. El resentimiento hay que dejarlo salir, pero no todas sus manifestaciones son válidas.

No es válido por ejemplo tratar de pedirle explicaciones en público, enviarle cada 30 segundos un Whatsapp en los que lo mismo le llamas de todo menos bonito que le pides que vuelva o le dejas ver tu más intensa faceta de Drama queen. Con que le mandes un mensaje de cada serie basta y sobra, que luego todos esos desvaríos quedan para la posteridad.

En esta era de las redes sociales procura también no exponer tus sentimientos de rechazo hacia él publicando demoledores pensamientos en Facebook o en Twitter, otra cosa es que le bloquees de tus cuentas y le hagas desaparecer de tu universo virtual. Y por supuesto, no cometas ilegalidades del tipo asaltarle su casa, rallarle el coche o pincharle las ruedas de la moto. Si en algún momento sientes ganas de cometer una locura, llama a una amiga, sentaos en el sofá acompañadas de una botella de vodka y cierra tu casa con llave.

Puedes leer más artículos similares a Rupturas: qué no hacer cuando te dejan, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.