Mensajes de desamor: envía mensajes para superar la ruptura

Afronta el final de tu relación con una frase

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Mensajes de desamor para superar la ruptura

Ya sabemos que la mayoría de los amores no son para siempre. El desamor está presente en nuestras vidas y seguramente hemos pasado por unos cuantos desengaños. Pero duelen igual.

Para que las decepciones amorosas duelan menos podemos desahogarnos a través de mensajes de desamor. Tenemos mensajes para todos y para todo, también para las penas de amor.

Mensajes de desamor para desahogarte

Que estés pasando por una ruptura amorosa no quiere decir que tengas que renunciar al sentido del humor. Algunos mensajes chistosos no te harán ningún mal, sino todo lo contrario 'Qué bonito es estar enamorada y ser correspondida. Bueno, supongo, lo he visto en varias películas y se ve bonito'. Y para esa persona que un día fue especial dile lo que sientes en un mensaje 'Contigo iría al fin del mundo. Te dejaba allí y me volvía'.

Aunque es inevitable que en algún momento de la ruptura nos pongamos intensas 'Si me alejo no es porque no te quiera, es porque entendí que no me necesitas'. Resulta que los mensajes de desamor también son mensajes de amor. Reconocer el momento en el que debemos parar de hacernos daño también es importante 'Demasiado tarde para decir: estamos a tiempo'.

El rencor es uno de los sentimientos que van ligados al desamor. Se trata de un sentimiento negativo que debemos eliminar cuanto antes, no sin antes quedarnos tranquilas enviando algún mensaje con indirecta 'Estoy haciendo algunos cambios en mi vida. Si no vuelves a saber de mi, probablemente seas tú uno de esos cambios'. O mensajes algo más directos 'Fuiste algo así como un fenómeno gramatical: un verbo sin acción'.

A medida que vamos atravesando el duelo del desamor, el contenido de nuestros mensajes va cambiando. Si aún duele, pero ya lo tenemos más que claro 'Me estoy acostumbrando a olvidarte, no me interrumpas'. Pero una ruptura no está del todo superada hasta que no hayamos logrado recuperar toda nuestra autoestima 'Ni tú eres para tanto, ni yo para tan poco'.