Descubre cómo evitar ser víctima de un cotilleo

A todos nos ha pasado en algún momento de nuestra vida: hemos sido víctimas de un cotilleo, bien en el trabajo, entre nuestros amigos o en la propia familia. Algo tan trivial puede ser muy dañino y podemos caer en desgracia, por su culpa y sin poderlo remediar, en nuestro centro de trabajo, entre los conocidos u otros círculos sociales. Es fundamental combatir estos comentarios negativos, producto de envidias, rivalidades o personas cotillas que quieren hacernos daño.

Vamos a contarte cómo usar una herramienta que el filósofo griego Sócrates nos dejó en herencia para protegernos de ser vencidos por la tentación de un cotilleo o de ser atacados por él. Esta herramienta se hace llamar el "triple filtro".

Descubre cómo evitar ser víctima de un cotilleo

En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por la práctica de su conocimiento y el respeto a la dignidad humana. Un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:
- ¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?
- Espera un minuto, replicó Sócrates. Antes de decirme cualquier cosa quisiera que pasaras un pequeño examen. Es llamado el examen del TRIPLE FILTRO.
- ¿Triple filtro?, preguntó el conocido.
- Correcto, continuó Sócrates. Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea tomar un momento y filtrar lo que vas a decir. Es por eso que lo llamo el examen del triple filtro. El primer filtro es la VERDAD. ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?
- No, dijo el hombre, realmente sólo escuché sobre eso y...
- Muy bien, dijo Sócrates. Entonces realmente no sabes si es cierto o no. Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, la BONDAD. ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?
- No, por el contrario...
- Entonces, continuó Sócrates, tú deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto. Sin embargo, aún puedes pasar el examen, porque queda un filtro: El filtro de la UTILIDAD. ¿Será útil para mí lo que vas a decirme de mi amigo?
- No, realmente no.
- Bien, concluyó Sócrates, si lo que deseas decirme no es cierto, ni es bueno e incluso no es útil, ¿por qué decírmelo?

El usar este triple filtro en nuestra vida cotidiana, cada vez que oigas comentarios sobre alguno de tus amigos cercanos y queridos, puede ayudarte a cometer menos errores en tu convivencia y a ser justo y consecuente con los demás.

Finalizamos con la pregunta "¿qué es el chisme?... algo que nadie te preguntó y que tú actúas como un repetidor de la señal de antena". Si no te preguntaron, seguramente es porque no tendrían mucho interés en el tema, y si tú no estás seguro de la veracidad de lo que vas a contarles, porque no ha pasado la prueba de los tres filtros, lo mejor será dejar el tema en el cajón de los olvidos.

Rosa Ruiz  •  viernes, 2 de marzo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x