Trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden: reconócelo y trátalo

Cuando la obsesión por la limpieza se convierte en un TOC...

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden: síntomas y tratamiento

¿Conoces a alguien obsesionado por la limpieza y el orden? Puede que sea una persona limpia y ordenada, algo que no parece una característica negativa, ¿verdad? Pero también puede ser que tenga un trastorno de ansiedad conocido como trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden, es decir, un verdadero problema. Hablamos del famoso TOC, que es una de las caras más amargas de la ansiedad.

Qué es el trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden

El trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden es un trastorno de ansiedad. Vayamos por partes. Es obsesivo debido a los pensamientos, que son verdaderas obsesiones, pensamientos recurrentes, intrusivos y distorsionados. Es compulsivo por las reacciones de conducta que provoca, es decir, compulsiones, acciones repetitivas a modo de rituales.

Y finalmente es un trastorno, ya que además de ser una de las manifestaciones más peligrosas de la ansiedad, puede llegar a ser muy limitante afectando a todos los ámbitos de la vida de la persona que lo sufre. El trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden no es una rareza o una actitud exagerada de una persona pulcra, es un problema que hay que tratar.

Los pensamientos obsesivos en el caso del TOC de limpieza y orden se refieren especialmente a la salud, a ese peligro de contagiarse de alguna enfermedad si algo no está extremadamente limpio, a la posibilidad de que haya virus y bacterias en algún lugar de la casa. Y el orden. Un orden que actúa como un ritual preventivo para que todo ocupe su lugar, que es como pretender tener todo bajo control.

Cómo se manifiesta el TOC de limpieza y orden

Señales de que alguien sufre TOC de limpieza y orden

Se trata de una obsesión por la limpieza. No hay una mota de polvo en casa, todo se limpia sobre limpio, todos los días son días de limpieza en casa y se repasa hasta el último rincón para que no haya ninguna posibilidad de gérmenes en ningún lugar. La sola idea de que algo pueda estar sucio provoca todos los síntomas de ansiedad que tan bien conocemos.

Se trata también de una obsesión por el orden. Por muy importante, interesante y útil que sea mantener cierto orden en los espacios para el bienestar personal, en este caso se trata de una obsesión. Y de una compulsión. No se puede evitar. Armarios que la propia Marie Kondo admiraría, los cojines perfectamente acomodados en el sofá, el menaje del hogar estrictamente colocado.

Y que nada quede fuera de lugar porque entonces podría ocurrir la peor de las desgracias. Al menos eso es lo que piensa la persona que sufre este TOC de limpieza y orden. No es una decisión personal, no es una característica de su personalidad limpia y ordenada, sino una necesidad fruto de un problema de ansiedad.

Cómo reconocer a una persona con TOC de limpieza y orden

La dificultad está en distinguir una persona limpia y ordenada de una persona que está sufriendo un trastorno obsesivo compulsivo. ¿Qué hay de disfuncional en limpiar todos los días? ¿Qué problema hay en mantener el armario ordenado por colores o por texturas? ¿Qué daño puede hacer mantener todo en su sitio, en el orden correcto o establecido según esa persona? Pues a veces es un gran problema y a veces puede hacer mucho daño.

Una persona con un trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden se detecta en un primer momento en su hogar. Si tiene familia o si vive en pareja, las personas que la rodean vivirán en una tensión constante por complacer las necesidades de esa persona con TOC que en cuanto ve algo fuera de lugar sufre de ansiedad desbordada.

No nos olvidemos de que no se trata de una manía o rareza, se trata de una enfermedad. ¿Y en el trabajo? Su mesa estará ordenada al milímetro y sufrirá verdadero pánico cuando alguien le mueva un papel o un bolígrafo, cuando alguien le toque su taza de café o le ponga un dedo en la pantalla del ordenador.

Características de este tipo de trastorno obsesivo compulsivo

Características del TOC de limpieza y orden

La ansiedad es la clave para pode entender un poco mejor los trastornos obsesivos compulsivos. En el caso de la limpieza y el orden se imagina un peligro desmedido en el supuesto de que las cosas no estén limpias o en su lugar. Ocurre como con las fobias, que los miedos se disparan ante los estímulos más sorprendentes. Pero aún hay más.

Las personas con un TOC de limpieza y orden son personas perfeccionistas, obviamente con un exceso de perfeccionismo que tarde o temprano comienza a pasarles factura. Personas exigentes consigo mismas y con los demás que generalmente se han cargado con más responsabilidades de las que realmente pueden asumir.

Es frecuente que una persona con un trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden sea una persona sometida a un elevado nivel de estrés, que otorga una gran credibilidad a sus propios pensamientos y por eso, no se da cuenta de lo distorsionados que están. Quien padece este tipo de TOC no suele manejarse bien en la incertidumbre.

La necesidad de control, de tenerlo todo bajo control, de controlarlo todo, desde pensamientos y emociones hasta las supuestas amenazas, puede llevar a una persona a sufrir un importante trastorno de ansiedad. Y de ahí al trastorno obsesivo compulsivo solo hay una delgada línea que no es difícil cruzar.

Cómo tratar el TOC de limpieza y orden

Cómo tratar un trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden

Se pueden entender perfectamente las implicaciones de este trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden. Y también se pueden entender los problemas que puede ocasionar en la vida diaria de la persona que lo sufre y el deterioro de sus relaciones familiares, sociales y laborales. Sin olvidarnos del desgaste que produce la ansiedad en la propia personalidad.

Por eso, es importante buscar ayuda psicológica para superar este trastorno obsesivo compulsivo de limpieza y orden. No se descarta en algunos casos el apoyo con un tratamiento farmacológico, pero lo más habitual es recurrir a la terapia cognitivo conductual. Esta terapia trabaja tanto el pensamiento obsesivo como la conducta compulsiva, por lo que sus resultados son muy positivos.

Cualquier otra terapia de apoyo es bienvenida para tratar un TOC. Generalmente, se trata de la exposición gradual, sugiriendo al paciente que se contenga durante unos minutos ante una mota de polvo. Es solo un ejemplo que no conviene hacer por cuenta propia, ya que es necesario un seguimiento por parte de un profesional.

Y dado que estamos ante un trastorno de ansiedad más, entre las estrategias a seguir para superar el TOC se encuentra la práctica de las técnicas de relajación, los ejercicios de respiración y la meditación. Lleva un tiempo, tenemos que advertir. Un trastorno obsesivo compulsivo no se supera de la noche a la mañana, pero con la ayuda necesaria, la mejoría se ve muy pronto.

Recuerda que en Diario Femenino tenemos una categoría de 'ansiedad' que puede ayudarte a superar cualquier tipo de trastorno que condicione tu vida diaria. ¡No te dejes vencer por el TOC de limpieza y orden!