Poema solitario para un amor imposible

Teresa Guerra

El amor es la emoción más poderosa que podemos sentir, por desgracia a veces puede volverse en nuestra contra. Pocas veces los romances tienen un final feliz de película, pero en otras ocasiones nunca llegan a comenzar, es lo que ocurre cuando aparece un amor imposible que nunca corresponde a nuestras atenciones.

Los amores imposibles pueden hacernos mucho daño, y de ello habla este trágico poema de amor. El deseo y la frustración que se encierran en estos versos pueden ayudarte a conocer y profundizar en tus sentimientos, y a superarlos para aceptar que ese amor que tanto deseas nunca llegará, y que debes comenzar una nueva búsqueda.

Poema de amor triste para un romance imposible

Otra vez a soñar desde el oscuro
imposible por qué, mano tendida,
intentando apresar amor y vida,
fijarle a lo inseguro lo seguro.

Otras veces cabalgando hacia tu muro,
soledad que me tiras de la brida,
seguidora incansable de mi huida,
vencedora en la lucha en que perduro.

Otra vez a mirar arena y cielo
en tu playa sin fin siempre desnuda,
bebiéndome el silencio que te nombra.

Otra vez como ayer perdido el vuelo
por el salto hacia atrás de miedo y duda,
seguida y seguidora de tu sombra.

Las palabras de Concha Lagos reflejan lo que sentimos al estar en una relación de amor imposible. Tú estás pendiente de todos sus gestos, palabras y miradas, mientras que sólo recibes indiferencia y pareces invisible a sus ojos. Quizás este poema de desamor es la forma de decir adiós a lo que nunca llegará y cerrar este capítulo de tu vida.

Recuerda que sólo así podrás dejar de centrar tu atención en quien no la merece y empezar a darte cuenta de que quizás tu media naranja ha estado junto a ti todo este tiempo sin que te hubieras fijado. Y si no es así, sigue buscando, y cuando encuentres a la persona indicada, estarás segura de que no podrá dejar de mirarte.