¿Por qué las mujeres pierden el interés en el sexo en el matrimonio?

Consejos para reactivar el interés en el sexo

Napoleón Fernandez

¿Por qué las mujeres pierden el interés en el sexo en el matrimonio?

La rutina es uno de los grandes enemigos de las parejas, pero hay otro que, quizás, puede convertirse en el mayor obstáculo que se puede interponer en las relaciones. Hablamos de la pérdida de interés en el sexo en el matriminio, algo que según un estudio de sexualidad británico ocurre más entre las mujeres que entre los hombres. Las cifras son claras: el 15% de los hombres frente al 34% de las mujeres entrevistadas dijeron haber perdido el interés en el sexo por tres meses o más el año anterior.

Para algunas parejas, esta circunstancia es algo natural y normal, mientras que para otras se puede convertir en una gran preocupación. Entre los motivos que llevan a esta situación están problemas de salud física y mental, falta de comunicación y conexión emocional durante el encuentro sexual, desenamoramiento o la existencia de niños, algo que afecta, sobre todo, a las mujeres. 

Cinco consejos para reactivar el interés en el sexo en el matrimonio

Y es aquí donde nos preguntamos, ¿se puede volver a recuperar el interés en el sexo durante el matrimonio? Claro que se puede, con un poco de esfuerzo y unos consejos puedes volver a reavivir la llama. ¡Toma nota! 

+ Habla con tu pareja de lo que os está pasando. Ignorarlo o mantenerlo en silencio a la larga lo único que puede provocar son mayores problemas.  

+ Busca momentos de intimidad entre vosotros. Muchas veces la falta del tiempo, los niños o el estrés nos llevan a dejar el sexo aparcado y en el último lugar de nuestras prioridadades.

+ Reinvéntate. Explora nuevas formas de acercarte a tu pareja y de reavivir la pasión: unas caricias mientras que estáis cenando, ver una película erótica juntos, adquirir algún juguete sexual...

+ Relájate. Ya lo habéis hablado, estáis intentado buscar encuentros y estás probando nuevas cosas, así que ahora es el momento de relajarse y de disfrutar.  

+ Y si a pesar de estos consejos no funciona nada, busca un apoyo extra como un terapeuta sexual.