Cómo depilarse en casa con cera por primera vez

Irene Gusi

Los pelos en el cuerpo son demasiado antiestéticos, sobre todo para las mujeres aunque ya son muchos los hombres que optan por retirarlos de su piel. Existen varias técnicas de depilación desde la cuchilla hasta el láser, pero sin duda una de las más usadas es la cera. Ofrece resultados como piel suave y sin vellos durante varias semanas, y además su precio es para todos los bolsillos por lo que no hay excusas para no depilarse.

Consejos para depilarte en casa con cera

La depilación con cera caliente suele ser más usada en los centros de estética que en casa, debido a que ponerse en manos de un profesional da mayor seguridad. Pero debes saber que realizarte la depilación con cera en casa es un método muy fácil si pones en práctica los siguientes consejos.

El día de antes deberás exfoliar la piel de la zona que vas a depilar con un guante cris e hidratar esa misma zona con una crema libre de aceites y grasas. Para el mismo día de la depilación tendrás que enjuagar la zona a depilar con agua tibia para abrir los poros. Después secarla bien y eliminar la humedad con la ayuda de polvos de talco.

Cuando tengas la piel preparada deberás poner todos los materiales necesarios a tu disposición y derretir la cera a baño maría hasta que se disuelva por completo. Una vez esté preparada la cera, coge un poco con la espátula de madura y mientras la giras ve soplándola hasta que se enfríe.

A continuación extiende la cera en la zona que vas a depilar, espera los minutos indicados en el envase y retírala de un solo tirón, sin pensártelo dos veces. El proceso posterior a la depilación se basará en la aplicación de cremas hidratantes y con efectos calmantes para que la zona no se irrite.