Cinco cosas que debes evitar con las uñas en verano

Lo que no deberías hacer con tu manicura

Irene Gusi

El verano es una época del año donde aprovechamos para lucir esas partes del cuerpo que no se ven durante otras temporadas, pero además también es una buena época para dar rienda suelta a nuestra imaginación.

Estas ideas que van surgiendo en nuestra cabeza las podemos estampar en nuestras uñas tanto en las manos como en los pies, pues un toque de color en ellas hará que no pases desapercibida durante todo el verano.

5 consejos para las uñas en verano

Además de usar esmaltes llamativos, hay que tener en cuenta que el uso constante de las manicuras puede llegar a dañar nuestras uñas, por ello es importante dejarlas respirar de vez en cuando.

Para que nuestras uñas no luzcan un aspecto descuidado, amarillento e incluso con hongos existen cinco cosas que debemos evitar en verano:

No al uso de tijeras o cortaúñas: Éstas solo complicarán el bienestar de tus uñas, y para mantenerlas de igual tamaño lo más recomendable es usar una lima de cartón o diamante.

Hay que pasar la lima en un solo sentido mediante movimiento cortos, y siempre evitando limar de más o dejar la uña muy corta.

Olvida los quitaesmaltes con acetona: Para eliminar la manicura trata de utilizar productos naturales que no dañen las uñas. La acetona hace que nuestras uñas queden más débiles y se resequen, por ello los quitaesmaltes que la contienen no son los más recomendables, sobre todo en personas que suelen llevar las uñas pintadas constantemente.

Aleja tus uñas de productos químicos: En verano estamos expuestos a factores externos que pueden dañar nuestras uñas, pero también a productos químicos muy agresivos que las estropean. Para reducir los riesgos debemos usar guantes. Si esta exposición no la puedes evitar debido a que te encuentras en la playa o la piscina, y el uso de guantes es imposible, deberás lavarte las manos después y aplicar crema hidratante.

No te bañes descalzo: Este consejo es sólo para los baños públicos. En esta época del año solemos visitar más baños fuera de casa, y los que se encuentran en las piscinas públicas contienen duchas. Es fundamental que si vas a utilizar las duchas de este tipo de baños siempre lleves tus chanclas puestas.

El contacto directo con el suelo puede producir hongos en tus uñas por cualquier bacteria que se encuentre en él. Además la humedad también beneficia la aparición de hongos, por ello es importante mantenerles la mayor parte del tiempo secos.

No abuses de los esmaltes: Combinar las uñas con nuestra vestimenta nos encanta pero hay que saber que los esmaltes impiden una correcta oxigenación de la uña que puede fomentar la aparición de hongos o cualquier otro problema. Lo más recomendable es usar el esmalte un máximo de cinco días y dejarlas descansar durante tres días. Así las uñas se encontrarán en mejor estado y el esmalte te durará más.