Cinco verdades de las uñas de porcelana

Irene Gusi

Las uñas de porcelana es una manicura que sirve para embellecer las manos de las mujeres, además podemos decorarlas con diversos diseños y solamente necesitamos para su aplicación un pegamento especial que une la uña postiza a la natural.

Antes de realizarnos la manicura de porcelana debemos conocer todo lo relacionado con ellas.

Las uñas de porcelana en 5 afirmaciones

1 Debido al aumento de las industrias que apuestan por las uñas de porcelana, los productos fabricados pueden llegar a ser altamente tóxicos y muy agresivos para las uñas. Pero no hay que alarmarse, pues en la actualidad los productos suelen ir acompañados de certificados y, en muy pocas ocasiones dan problemas.

2 El proceso de limado que se realiza en la manicura de porcelana, si se lleva a cabo de una forma muy abrasiva puede llegar a ocasionar daños irreparables en las uñas. Para evitarlo, este trabajo debe ejercerlo un profesional.

3 Debido al limado, las uñas pueden volverse muy blandas y quebradizas, y esto incluye el trabajo de personas inexpertas que quieren terminar la manicura en menos tiempo. Por ello como hemos indicado antes, lo ideal es acudir a un centro especializado de uñas o contar con los conocimientos adecuados y con los materiales correctos.

4 Es muy importante el cuidado de la higiene en las uñas desde el momento de aplicar las uñas postizas. La falta de higiene puede generar problemas de salud en los dedos, por ello siempre hay que vigilar el estado de esta zona corporal y evitar así la aparición de hongos o alergias.

5 En el caso de que el molde de la uña postiza se despegue, hay que limpiarla con alcohol, igual que la natural, antes de volver a pegarla. Si existe dolor, cambios en la coloración o lesiones en la uña natural, deberás retirarla y acudir a tu médico