Cómo solucionar las uñas mordidas

Irene Gusi

Uñas mordidas

La onicofagia, conocido comúnmente como la manía de morderse las uñas, es una enfermedad que padecen un porcentaje alto de la población.

Cuando es severa, los síntomas no se basan solo en tener las uñas dañadas, sino que también la piel de alrededor de las uñas queda fina y muy estirada.

Esta enfermedad viene dada generalmente por alguna alteración a nivel psicológico como nerviosismo o estrés, o también por mimetismo, una costumbre adquirida al verlo en otros individuos.

Cómo evitar morderse las uñas 

Para muchas personas dejar de morderse las uñas es complicado. Suelen ayudarse de líquidos con sabores amargos, esmaltes y demás productos sin conseguir resultados, pero es posible poner fin a este problema.

Para ello, prueba los siguientes remedios sencillos para promover el crecimiento normal de las uñas.

- Cubrir tus uñas con tiritas: cubre tus uñas con la almohadilla de la tirita y mantenlas puestas todos los días. Cada vez que te bañes o cada pocos días cambia de tiritas.

Si ves que con este remedio se empiezan a dañar tus uñas, puedes quitarte las tiritas por las noches. Después de unas pocas semanas, retíralas y notarás el cambio en las uñas. Si sigues con las ganas de mordértelas de nuevo, ponte otra vez las tiritas.

- Mantener ocupadas tus manos y tu boca: busca un hábito que reemplace al de morderte las uñas, asegurándote de que no sea un mal hábito, para que no sea peor el remedio que la enfermedad. Por ejemplo puedes llevar una banda elástica, una moneda u otra cosa para sostener con tus manos. Juega con eso u otras cosas que prefieras en lugar de comerte las uñas.

También puedes optar por otros pasatiempos como correr o decorar tus uñas. La boca también es importante mantenerla ocupada, puedes optar por los chicles o piruletas.

- Pintar las uñas con un inhibidor químico: el Bitrex es un químico que se pone en los productos para que sepan mal y que se vende en las farmacias.

Aplícate la solución de este producto sobre tus uñas varias veces al día. Si te acostumbras a su sabor, intenta usar otro inhibidor. Continúa aplicando el inhibidor cuando dejes de comerte las uñas por un tiempo.

- Cubrir tus uñas: Pinta tus uñas con esmalte, así si las ves bonitas será más difícil mordértelas. También puedes optar por ponerte uñas postizas. Duran mucho tiempo y cuando te las quitas habrán crecido la uña natural.

- Corta tus uñas: La opción es tener las uñas relativamente cortas. Una manicura simple puede ayudarte a mantener sanas tus uñas y también tenerlas relativamente cortas, lo cual evitará que te las sigas mordiéndotelas. Cuando te crezcan, vuelve a cortarlas. 

Puedes leer más artículos similares a Cómo solucionar las uñas mordidas, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.