Diferencias entre uñas de gel, acrílicas y de porcelana

Irene Gusi

Uñas de gel, acrílicas, de porcelana

Las uñas artificiales como las uñas de gel, acrílicas y de porcelana consisten básicamente en la aplicación de técnicas para pegar un material artificial en la uña natural.

Aunque estos diseños llevan bastante tiempo en el mercado, ha sido a raíz de hace pocos años cuando se han puesto muy de moda entre las mujeres. Son muchos los centros de estética que apuestan por las técnicas de uñas artificiales pero ahora también existen kits que permiten realizar los diseños cómodamente desde casa.

La pregunta más común es saber la diferencia que existe entre cada tipo de uña artificial, con sus pros y sus contras.

Diferencias entre uñas de gel, acrílicas y de porcelana

La principal diferencia de las tres es el material con el que se realiza. En las uñas de gel nos encontramos con un material ni líquido ni sólido, sino que se trata de geles oligomeros.

Con respecto al acrílico se trata de un material que combina un líquido especial y un polímero en polvo. Por último las uñas de porcelana tienen cierto parecido a las acrílicas pero se crean a partir de fibra de vidrio.

- Uñas de gel: este tipo de técnica va ganando más importancia que sus otras dos rivales y eso se debe a su fácil colocación y a que tiene un coste inferior. El proceso de elaboración se realiza aplicando la uña de gel a la natural mediante una pequeña gota de gel y secándolo con una lámpara UV.

La principal desventaja serían los moldes prefabricados que siempre son más difíciles que se adapten a la perfección a nuestra uña natural.

- Uñas acrílicas: se adaptan correctamente a la uña y dan un aspecto muy natural. Estas uñas se elaboran con un molde para formar uñas idénticas a las naturales. Cuenta con una gran ventaja y esa es su duración, que puede llegar hasta seis meses. Como desventaja podemos destacar su difícil colocación y por lo tanto su precio superior, comparándolas con las uñas de gel.

- Uñas de porcelana: son muy  parecidas a las de acrílico, pero su material es más frágil al ser elaboradas a partir de fibra de vidrio. Las uñas de porcelana se pueden aplicar con molde, colocándolos bajo el borde de la uña natural, o con tips, que son uñas postizas prefabricadas.

El acabado con este tipo de uñas es perfecto porque se adhiere a la uña natural y ambas crecen juntas. Pero eso sí, un continuo mantenimiento es necesario para rellenar el hueco que queda al crecer.

Puedes leer más artículos similares a Diferencias entre uñas de gel, acrílicas y de porcelana, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: