Manicura con esponja: efecto degradado paso a paso

Irene Gusi

El efecto degradado es un diseño bonito y fácil de hacer para nuestras uñas. La técnica es sencilla, con una simple esponja podemos realizar este efecto y lucir una manicura diferente.

Además de la esponja de maquillaje vamos a necesitar esmaltes de colores, al menos 2 o 3 diferentes, un bastoncillo de algodón, quitaesmalte, un brillo para el acabado de uñas y un trozo de papel.

Para el tono de esmaltes puedes escoger el que prefieras, pero los más utilizados son los mismos colores en diferentes intensidades mezclando tonos claros y oscuros (fucsia/rosa palo).

Efecto degradado en las uñas paso a paso

- El primer paso es aplicar una base transparente. Con esto conseguirás que la manicura te dure más tiempo y, además protegerá tus uñas. Tienes que esperar aproximadamente un minuto para que se seque.

- A continuación aplica el primer color principal. Extiende el tono sobre un trozo de papel y después moja la esponja en una pequeña parte del esmalte.

- Cuando tengas la cantidad deseada en la esponja, presiónala sobre tus uñas con pequeñas golpecitos desde la mitad inferior hasta abajo.

- Después deberás extender el segundo tono elegido en otro trozo de papel y realizar el mismo proceso. La clave está en ir aplicando el esmalte por capas y que los tonos se queden escalados, el más claro arriba, el más oscuro abajo y en el centro la mezcla de ambos.

- Para un acabado perfecto aplica una capa de brillo o top coat sobre cada uña. Esto también ayudará a disimular algunas imperfecciones que hayan quedado de la esponja sobre el esmalte.

- Si te ha quedado restos de esmalte en los dedos utiliza un bastoncillo de algodón con un poco de acetona retira el esmalte sobrante.

Puedes leer más artículos similares a Manicura con esponja: efecto degradado paso a paso, en la categoría de Uñas en Diario Femenino.