¿Uñas estropeadas? La manicura definitiva

Irene Gusi

Las manos representan nuestra imagen y en ellas se encuentran las uñas. Por ello debemos cuidarlas para que no se estropeen y esto pasa por llevar a cabo una serie de hábitos. Lo fundamental para evitar las uñas estropeadas es llevar una dieta equilibrada, y junto a ello poner en práctica algunos consejos naturales.

Consejos para remediar las uñas estropeadas

Puedes crear tu propia crema con solo media patata, dos hojas de col y tres cucharadas de harina de avena. Deberás aplicarte la mezcla un par de veces al día para empezar a notar los resultados. También es recomendable remojar las uñas en agua caliente con sal para fortalecerlas o humedecerlas con zumo de limón que también ayudará a blanquearlas.

Otro consejs fundamental a seguir es evitar morder las uñas. Pues esta manía solo aumenta la debilidad de nuestras uñas y mostrar una mala imagen de ellas. Además deberás limarlas con una lima de cartón para no dañar la queratina que compone las uñas. Recuerda empezar en un extremo y seguir hacia el centro, siempre en la misma dirección para no abrirlas en capas.

Por último y después de poner en práctica los anteriores consejos podrás realizarte una manicura básica con los siguientes productos:

- Base hidratante: Tendrás que aplicar este producto antes de pintarte las uñas para tenerlas hidratadas y protegerlas ante los esmaltes.

- Pulidor y aceite: Deberás masajear las uñas con un pulidor y aceite de cutículas, de esta forma evitarás que se formen capas en ellas.

- Crema para cutículas: Este producto ablandará tus cutículas para eliminar aquellas pieles muertas que se forman en la base de las uñas.