Recetas de aperitivos fáciles: ricas bolitas de queso de cabra

Te enseñamos a preparar paso a paso esta receta tan fácil para tus aperitivos

María Fernández

¿Te gusta el queso? Pues estás en el lugar adecuado. Te enseñamos a hacer paso a paso unas ricas bolitas de queso de cabra que te van a encantar si te consideras una buena cheese lover. Apúntatela en tu cuaderno de recetas de aperitivos fáciles porque te salvará en más de una ocasión y no te va a llevar nada de tiempo prepararla (aunque requiere cierto reposo en la nevera). Además, tiene muy pocos ingredientes que puedes conseguir en cualquier supermercado.

Puedes adaptar a esta receta, que es genial también como entrante navideño, a tus gustos o los de tu comensales. Por ejemplo, si eres de los que no les gustan los sabores muy fuertes, puedes ponerle más queso crema que queso de cabra. Si quieres marcarte un 10 con esta receta, acompáñalo de un buen vino y unos trocitos de pan o colines. ¡Te quedará para chuparse los dedos!

Ingredientes para esta receta de aperitivos fáciles

Te contamos cómo hacer una ración pequeña de bolitas de queso de cabra, pero debes tener en cuenta cuánta gente habrá en tu comida o cena y cuántos aperitivos más habrá como acompañamiento. Esto es todo lo que necesitas para preparar esta receta de un aperitivo tan fácil:

+ 100 gramos de queso de cabra

+ 100 gramos de queso crema

+ 30 gramos de almendras trituradas

+ Palos de brocheta

Cómo hacer estas ricas bolitas de queso de cabra

1 En un bol, mezcla queso de cabra y queso crema a partes iguales. Estos dos quesos quedan muy bien juntos, pero puedes escoger los que más te gusten y que más peguen con el resto de platos de tu menú. Si se trata de quesos más duros como, por ejemplo, el queso gouda o el emmental, puedes rallarlos o pasarlos por una trituradora para que te sea mucho más fácil hacer esta mezcla. Utiliza las manos para que se quede una pasta homogénea.

2 Una vez que haya quedado una buena masa de quesos, déjala reposar en la nevera unas 4 horas o 1 hora en el congelador, según la prisa que tengas para terminar tu receta.  

3 Pasado este tiempo, saca la pasta del frigorífico y haz bolitas con la ayuda de las manos. No las hagas muy grandes porque podrían quedar demasiado pesadas para comer. Ponlas en un palo de brocheta a modo de chupa chups de queso. Si no lo has dejado el suficiente tiempo en la nevera, este paso te será más complicado porque la masa no tendrá la suficiente consistencia para que se sujete en el palo.

4 Tritura almendra y reboza bien cada una de las bolitas. En vez de almendras, puedes utilizar otros frutos secos como nueces o pistachos según tus gustos.

Y ya están listas tus ricas bolitas de queso de cabra. Si no lo vas a tomar justo después de prepararlas, mételas en la nevera hasta entonces para que no se echen a perder y para que se mantengan con una buena consistencia. Cuéntanos cómo las sueles hacer tú y, si aún te queda alguna duda sobre cómo prepararlas, no te pierdas el siguiente vídeo donde te lo explicamos paso a paso. 

Puedes leer más artículos similares a Recetas de aperitivos fáciles: ricas bolitas de queso de cabra, en la categoría de Aperitivos en Diario Femenino.