Recetas de postres fáciles: trufas de chocolate

Te contamos cómo hacer este postre tan fácil y versátil como las trufas de chocolate

María Fernández

Triunfa con todos tus invitados con estas ricas trufas de chocolate tan sencillas de hacer. Todo el mundo creerá que te has tirado horas en la cocina preparándolas, pero ¡nada más lejos de la realidad! Las recetas de postres fáciles son lo mejor para que todos tus comensales acaben relamiéndose del gusto. Te enseñamos cómo hacer unas trufas de chocolate muy fáciles. ¡El postre más rico para los más golosos!

Las trufas de chocolate son un postre muy versátil, ya que puedes combinarlo con ingredientes muy diferentes haciéndolas más o menos empalagosas. Por ejemplo, si no sois mucho de dulces en casa, les puedes poner por fuera fruta cortada en taquitos muy pequeños o almendras trituradas. Pero si eres muy goloso, apuesta por el chocolate o las cookies. Presta mucha atención a esta receta para un postre tan sencillo que es ideal para cualquier situación: cumpleaños, reuniones familiares, navidades...

Ingredientes para esta receta de postre fácil

Te damos las medidas para preparar unas 30 trufas. Puede resultarte una cantidad muy elevada, pero cuando las prepares te darás cuenta de que desaparecen mucho más rápido de lo que te podrías imaginar. Esto es lo que necesitas para preparar trufas de chocolate:

+ 400 gramos de galletas de chocolate rellenas de crema

+ 200 gramos de queso crema

+ Fideos de chocolate

Cómo hacer esta receta de postre fácil de trufas de chocolate

1 Lo primero de todo es triturar bien las galletas de chocolate. Si tienes una picadora en casa, te facilitará bastante el trabajo, pero siempre puedes meter las galletas en una bolsa y utilizar un rodillo o mortero para machacarlas bien. Puedes utilizar galletas que no sean de chocolate si tu público no es demasiado goloso.

2 Coloca las galletas en un plato o bol y añádeles el queso crema. Mézclalo todo bien con las manos hasta que consigas una masa blanda con textura de pasta.

3 Con las manos algo húmedas, haz pequeñas bolas y colócalas en una bandeja. No las hagas muy grandes porque podrían resultar un poco empalagosas. Déjalas reposar en la nevera durante una media hora.

4 Una vez pasado este tiempo, ponles un pequeño palo, que puede ser de brocheta, y rebózalas en el topping que más te guste. Te proponemos usar fideos de chocolate, pero puedes echar a volar tu imaginación y utilizar el ingrediente que más te guste.

¡Y ya está! ¿Sorprendida de que esta receta de trufas de chocolate sea tan sencilla de hacer? Ya tienes el postre resuelto y con muy poco esfuerzo.

Cuéntanos con qué has acompañado tú tus ricas trufas de chocolate.