Alimentación durante el embarazo: ¿qué debes o no debes comer?

Lorena Martín

El embarazo es sin duda una de las épocas más intensas para una mujer. Su cuerpo experimenta miles de cambios y para afrontarlos lo fundamental es llevar una alimentación aun más sana y equilibrada que de normal. Por ello, os detallamos cuáles son los alimentos perfectos y prohibidos durante el embarazo.

Y es que si en nuestro día a día el cuidado de la alimentación es importante, imaginaos cuando lo que coméis sirve también de alimento al bebé que lleváis dentro.

¿Qué alimentos debes consumir?

Durante esta época es indispensable que aumentéis el consumo de ciertos nutrientes como:

- El ácido fólico, presente en hígado, cereales, guisantes y verduras de hoja verde, y muy relacionado con el crecimiento y el desarrollo celular.

- El calcio, presente en lácteos y derivados, fundamental para fortalecer tus huesos y formar correctamente los del bebé.

- El hierro, presente en berberechos, sardinas o legumbres, para alejar todo lo posible la anemia y evitar el cansancio y el malestar que provoca y que puede sumarse al propio del embarazo.

- Los ácidos Omega, presentes en los aceites de oliva, los aguacates o los frutos secos, tan beneficiosos para el desarrollo de la retina del feto y la formación de su tejido nervioso.

- Las vitaminas, presentes en frutas y verduras, indispensables para la nutrición del bebé.

Por el contrario, al igual que hay alimentos que no deben faltar en tu dieta, hay otros que debes dejar aparcados durante el embarazo.

 ¿Qué alimentos no debes consumir?  

-  Alimentos crudos o poco cocinados

- Verduras que no estén correctamente lavadas para prevenir listeriosis o toxoplasmosis.

- Bebidas azucaradas o excitantes

- Sal y especias fuertes que puedan dificultar tus digestiones o tu tránsito intestinal

- Y por supuesto, el alcohol.

Para finalizar y como consejo, procura hacer cinco o seis comidas al día para mantener tu metabolismo activo y tu ansiedad, o los llamados antojos, a raya.