Cómo se celebra el día del padre en América Latina

Momentos especiales de las familias en el día para honrar a los padres

María José Roldán Prieto

El Día del Padre se celebra por todo el mundo, pero dependiendo de las culturas y del lugar dónde sea se puede celebrar de un modo u otro. Pero también puede cambiar incluso el día de la celebración porque no es el mismo en todos los lugares. Pero, ¿cómo se celebra el Día del Padre en América Latina?

El Día del Padre en América Latina

En América Latina se celebra el tercer domingo de junio, pero en Honduras y Bolivia se celebra como en España, el 19 de marzo. En Nicaragua se celebra el 23 de junio. Los argentinos se diferencian en que lo celebran dos veces durante el año, la primera en junio y la segunda el 17 de agosto –por San José de San Martín, el liberador de su nación-.

Para las familias de América Latina el Día del padre es un momento importante ya que es una estupenda oportunidad para reunirse con la familia incluyendo tíos, primos, abuelos e incluso amigos de la familia. Es una forma de mostrar el agradecimiento a la paternidad.

Lo habitual es que preparen una gran comida en casa o que se vayan a celebrarlo a un restaurante. En estos días señalados, los niños en la escuela preparan regalos hechos a mano para sus padres y les leen poemas bonitos relacionados con la paternidad y el amor que sienten por ellos.

América Latina es muy grande pero normalmente las celebraciones se suelen hacer siguiendo los mismos patrones, lo que realmente importa es que ese día se celebra la protección, la seguridad y el amor de un padre por sus hijos

Hoy en día un padre tiene las actividades compartidas con la madre ya que normalmente ambos deben trabajar fuera de casa para poder conseguir un sueldo para afrontar los pagos cada mes. Asimismo, los dos deben hacer las tareas del hogar y criar a los hijos por igual. La estructura familiar ha ido cambiado en beneficio de las familias, dejando atrás un modelo obsoleto de padre que sólo se encargaba de conseguir dinero y ocuparse de sus asuntos, celebrar el Día del Padre nunca fue más especial.