9 consejos vitales para que tu perro no sufra en verano

Cómo cuidar a tu mascota ante el calor

María Fernández

Los 9 consejos vitales para que tu perro no sufra en verano

Tú llevas todo el año esperando la llegada del verano, para irte de vacaciones, bañarte en la playa o disfrutar en la piscina. Sin embargo, a tu mascota no le gustan tanto las altas temperaturas. Con la llegada del calor, apetece más que nunca salir a pasear con tu amigo de cuatro patas, pero debes tener en cuenta algunas recomendaciones de salud para proporcionarle buenos cuidados.

Toma nota de estos 9 vitales consejos para que tu perro no sufra en verano.

Consejos para cuidar a tu mascota en verano

1 Ante el calor, refresca a tu perro

En verano, asegúrate de que tu mascota tiene acceso siempre a agua fresca. Cámbiale el agua al menos dos veces al día. Sería conveniente, además, que te fijaras si se la bebe porque es vital para evitar la deshidratación.

2 No le saques a pasar cuando haga mucho calor

Hacer ejercicio en los momentos de más calor del día no solo es desagradable, sino también perjudicial para la salud. Pero tampoco deberías dejar a tu perro encerrado en casa durante todo el día. Por eso, lo mejor es sacarle a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando el sol no sea tan intenso. Planea paseos más cortos y lleva siempre agua por si no encontráis ninguna fuente.

3 Nunca le dejes en un coche al sol

¡Jamás de los jamases! Nunca dejes solo a tu perro dentro del coche sin asegurarte de que hay una buena entrada de aire. Aunque esté a la sombra, la temperatura dentro de un automóvil cerrado sube en minutos.

Cómo cuidar a tu perro cuando sea verano

4 Mójale la nariz

Los perros solo sudan a través de las almohadillas de las patas, por lo que abrir la boca y jadear les ayuda a refrescarse. Si les mojas la nariz y las partes de cuerpo donde tengan menos pelo, notarán el frescor.

5 Mantente atenta al comportamiento de tu mascota

Cuando los perros tienen un exceso de calor suelen tumbarse en el suelo, sobre el vientre. También suelen jadear y tienen la respiración entrecortada. Si no tienen ganas de jugar, algo va mal.

6 Pregunta a tu veterinario sobre el pelo de tu perro

Hay razas de perros, como el yorkshire o el bichón maltés, a los que se les debe cortar el pelo en verano para que tengan menos calor. Sin embargo, a otros como el pastor alemán, el pelaje les ayuda a refrigerarse. Por eso, lo más conveniente es preguntar a tu veterinario o a la peluquería canina que visites, para saber qué deberías hacer.

Cuidados para mascotas frente al calor

7 Protégele de los insectos

En verano, suele haber más parásitos, mosquitos y otros insectos. Por eso, te recomendamos que protejas a tus perros de sus picaduras con repelentes.

8 Péinale más a menudo

Utiliza un cepillo adecuado para su tipo de pelo para peinarle a menudo. De esta forma, le quitarás el pelo que se le haya amontonado y que le está dando calor. También puedes darle baños con agua fresca más a menudo para refrescarles.

9 ¡Cuida sus patas!

El suelo puede llegar a estar muy caliente durante el verano, sobre todo el asfalto y el cemento. Y tu perro lo está pisando directamente sin ningún tipo de calzado. Para que no sufra daños, evita estas superficies en las horas más cálidas del día.

Los perros en verano pueden sufrir

Síntomas de que tu perro está sufriendo por el calor

Es importante saber reconocer los síntomas que indican que tu perro está sufriendo por las altas temperaturas. Te permitirá evitar problemas mayores como golpes de calor o, incluso, la muerte.

+ Jadeos o respiración rápida y entrecortada

+ Fatiga extrema (más de la habitual)

+ Temblores en los músculos o, en los casos más extremos, convulsiones.

+ Cambio en el color de su nariz

+ Saliva más espesa

+ Vómitos

+ Diarreas

+ Hemorragias

No dudes en acudir rápidamente a un veterinario si lo consideras oportuno.

Cómo afecta el verano a los perros

¿A todas las razas le afecta igual el calor del verano?

Nosotros nos quitamos ropa en verano, pero ¿ellos? A los perros les afecta más el calor que a los humanos porque su temperatura media en circunstancias normales es superior a la nuestra, alcanzando los 38 o 39 grados. Además, no cuentan con un mecanismo de sudoración, el cual sirve para enfriar el cuerpo cuando tiene calor. Como consecuencia, el perro puede alcanzar una temperatura demasiado alta.

Aunque esto ocurre con todas las razas de perros, hay algunos que son más sensibles al calor. Por ejemplo, los bulldog, pugs, pequinés y bóxer son más proclives a tener problemas respiratorios.

Por otro lado, hay que preocuparse de los cachorros o de los perros muy mayores, porque son los que más sufren. También hay que tener especial cuidado con las mascotas que tienen sobrepeso o sufran algún tipo de insuficiencia como la cardiaca o la respiratoria.

¿Cómo cuidas tú a tu perro en verano? ¿Cuáles son tus trucos para refrescarle?