Pastillas y medicamentos para el dolor de cabeza

Las migrañas son más habituales en mujeres que en hombres

Marta Valle

El dolor de cabeza supone una de las patologías más comunes entre las mujeres, llegando a considerase, según las estadísticas, uno de los motivos más frecuentes de bajas laborales. Dada su habitualidad en nuestra rutina y la cantidad de factores que pueden desencadenar una jaqueca, tendemos a buscar remedios prácticos que no nos roben mucho de nuestro preciado tiempo. Esta es la razón por la cual las compañías farmacéuticas se esfuerzan en lanzar nuevos productos al mercado, especializados en el alivio de esta clase de dolencias.  Sin embargo, en ocasiones la oferta es tal que se hace complicado saber elegir la opción correcta.

Tipos de medicamentos para combatir el dolor de cabeza

+ La mayoría de las mujeres recurrimos a los medicamentos orales, pensando que son los más adecuados para acabar rápidamente con un molesto dolor de cabeza. Sin embargo, dependiendo de la gravedad y de la frecuencia de la dolencia, lo más aconsejable pasa por consultar al médico de cabecera ya que cada producto puede llegar a tener un perfil diferente en cuanto a beneficios y efectos secundarios. Es posible, por ejemplo, que las jaquecas vengan acompañadas de náuseas y vómitos, situación en la que las pastillas orales van a resultar de muy  poca utilidad.

+ Por un lado, podemos encontrar en las farmacias los llamados analgésicos simples: ibuprofeno, ketofreno, acetaminofén, aspirina y naxopren. Además, podemos adquirir otros productos compuestos por una ligera cantidad de cafeína que pueden ayudar a aliviar las migrañas si se toman en las dosis aconsejadas por los médicos. Existen otro tipo de medicamentos, como el tartrato de ergotamina o el isometepteno, aunque suelen ser opciones menos recurrentes cuando se tratan dolencias estándar.

+ Siempre a través del consejo de nuestros médicos, podemos acceder a tratamientos que incluyan combinaciones de diferentes tipos de analgésicos entre sí o con medicamentos opiáceos. La labor del especialista es muy importante, especialmente con estos últimos ya que son potencialmente adictivos. Un caso frecuente es el de la paciente de migrañas que, a su vez, sufre alguna enfermedad cardiaca para la que suelen estar contraindicados la mayoría de fármacos especializados. La mentada combinación de analgésicos podría ser una buena opción para estas últimas.