Dolor de cabeza con vómitos: causas y tratamientos

Se puede relacionar este trastorno con un episodio de ansiedad

Tamara Sánchez

No suele ser habitual que el dolor de cabeza se presente acompañado de episodios con vómitos. Sin embargo, en las ocasiones en las que esta circunstancia se produce tendemos a pensar que se trata de algún trastorno relacionado con la ansiedad. Sin embargo, la opinión médica generalizada descarta la posibilidad de que se trate de síntomas psicosomáticos y se inclina por pensar que se produzca a causa de las patologías conocidas como cefaleas tensionales. Además, este tipo de sintomatología asociada al dolor de cabeza suele llegar acompañada de molestias en la nuca y anomalías visuales.

Vómitos asociados a dolores de cabeza

+ La cefalea tensional es una de las formas más frecuentes en las que se materializa el dolor de cabeza. Puede generarse a cualquier edad, aunque es más común a partir de la adolescencia. Resulta conveniente observar tanto la repetición de la dolencia como de los síntomas más graves y recurrentes, como pueden ser los propios vómitos, ya que de reproducirse sucesivamente en el tiempo, la dolencia puede llegar a convertirse en crónica. De esta forma, puede complicarse tanto su tratamiento como su recuperación.

+ Las cefaleas tensionales suelen generarse cuando los músculos que circundan la cabeza, tales como el cuello, los hombros o el cuero cabelludo, se tensionan o se contraen. Estos procesos pueden ser una respuesta del organismo tanto al estrés, como a la depresión, a una lesión o a algún tipo de traumatismo craneal. Y, por supuesto, estos factores pueden ir ligados a la provocación de náuseas y vómitos. Otros desencadenantes de este tipo de jaquecas pueden ser: el consumo de alcohol, las drogas, el café, los procesos víricos como resfriados o gripes, el tabaco, la tensión ocular o la mera fatiga.

+ El tratamiento ha de abarcar la paliación tanto del propio dolor como de los síntomas que afectan a nuestro organismo. Por lo tanto, si la cefalea viene acompañada de vómitos, habremos de informar a nuestro médico de confianza para que pueda prescribirnos los medicamentos adecuados a nuestro caso. En caso de que el dolor de cabeza se reproduzca con cierta asiduidad, hemos de llevar cuidado con el consumo de analgésicos, ya que la propia adicción a éstos puede llegar a convertirse en un factor en sí mismo de la generación de la dolencia.  

Cuidados en el hogar para paliar el dolor de cabeza y los vómitos

Dolor de cabeza con vómitos

Hay ciertas medidas que puedes tomar para aliviar los dolores de cabeza y los vómitos en casa. Cuando comiencen los síntomas debes seguir de inmediato los pasos que te indicamos a continuación:

+ Bebe agua para evitar deshidratarte, especialmente si los vómitos han sido muy frecuentes.

+ Toma un pequeño descanso en una habitación a oscuras y en calma.

+ Colócate un paño frío sobre la cabeza.

+ Pon en práctica alguna técnica de relajación. ¡Son muy útiles para calmar los nervios y reducir la tensión sobre la cabeza!

+ También puedes elaborar un diario. En él puedes ir anotando diferentes datos como la fecha y la hora en la que comenzaron los dolores de cabeza, lo que has comido y has bebido en las últimas veinticuatro horas, la cantidad de horas que has dormido la noche anterior, lo que estabas haciendo justo en el momento en que comenzaron las molestias y cuánto tiempo exacto han durado estas. Esto os ayudará a detectar tanto a ti como al profesional médico las causas exactas del dolor y, de esta forma, será mucho más sencillo pautar un tratamiento concreto y adecuado para tu caso.

¿Y tú? ¿Tienes dolor de cabeza y vómitos? ¿Te ha ayudado este artículo? Déjanos tu opinión en los comentarios. Otras lectoras lo agradecerán.