Cefalea tensional, el dolor de cabeza de las mujeres

Marta Valle

La cefalea tensional es uno de los dolores más comunes que afectan a la cabeza. De hecho, las estadísticas señalan que alrededor de un 90% de las mujeres padecen esta dolencia en algún momento de sus vidas, aunque tan solo un 3% de las mismas lo hace de forma crónica. Se trata de un dolor sordo, opresivo y fuerte que se manifiesta en primer lugar en áreas como la nuca o la zona de la frente para extenderse, posteriormente, al resto de la cabeza, al cuero cabelludo e, incluso, a las cervicales.

Causas habituales de la generación de dolores de cabeza tensionales

Las cefaleas tensionales se desarrollan fundamentalmente cuando los músculos que conforman tanto el cuello como el cuero cabelludo se contraen como respuesta a una situación estresante, a la ansiedad, a un traumatismo craneal o a un episodio de depresión. Las actividades que nos obligan a permanecer con la cabeza en la misma posición durante un largo periodo de tiempo pueden ocasionar este tipo de problemáticas. Otros factores de riesgo que son capaces de desatar este tipo de dolores de cabeza son la cafeína, el padecimiento de una gripe o un resfriado, los problemas musculares en la mandíbula, la fatiga, el consumo excesivo de tabaco, la tensión ocular y la cafeína.

Las cefaleas tensionales se manifiestan de forma aislada o de un modo mucho más constante, pudiendo perdurar su impacto hasta siete días consecutivos. Los síntomas que presenta este dolor de cabeza se pueden describir como una molestia sorda similar a una presión, con mucha mayor intensidad en zonas como los hombros, las sienes, la parte posterior del cuello o el cuero cabelludo. Tiende a ser generalizado, es decir, que no se manifiesta en solo un punto del área afectada.

El tratamiento puede variar dependiendo de la severidad que disponga el impacto de la cefalea tensional. Igualmente, resulta prudente a la par que pertinente la visita al médico siempre y cuando se repita en el tiempo de forma constante. Es posible que para solventar esta dolencia el especialista nos recomiende la ingesta de fármacos como relajantes musculares o analgésicos de venta libre.