Dolor de cabeza por falta de vitaminas

Marta Valle

Es posible que la deficiencia de determinadas vitaminas, especialmente las pertenecientes al grupo B, potencien el desarrollo de problemáticas físicas relacionadas con el dolor de cabeza. Una debilidad física, por una dieta poco equilibrada o, incluso, inadecuada, puede resultar un pilar básico en torno al cual generar multitud de patologías. Como sabemos por estudios médicos, las jaquecas y las migrañas suponen dolencias bastante frecuentes en las mujeres por resultar síntomas, a su vez, de numerosas enfermedades. Por lo tanto, cuidar la ingesta de alimentos redundará, en definitiva, en una mejor salud y un menor número de manifestaciones anómalas en forma de cefaleas.

Vitaminas que pueden potenciar la aparición de dolores de cabeza

El caso de la vitamina B2, también conocida como riboflavina, resulta especialmente paradigmático. Su función principal estriba en la participación tanto en la síntesis como en la degradación de las grasas, los hidratos de carbono –sobre todo azúcares- y las proteínas. La vitamina B2, por otra parte, también juega un papel fundamental en el funcionamiento efectivo del tracto respiratorio, las membranas mucosas, la piel, los vasos sanguíneos, el ojo y el sistema nervioso central. Dadas estas funciones, disponer de dicha vitamina en una cantidad suficiente puede ayudarnos a prevenir el estrés, la tensión emocional y, por extensión, las migrañas y los dolores de cabezas.

La deficiencia de la vitamina B12 también puede provocar el desarrollo de patologías tales como la anemia perniciosa que entre sus síntomas más comunes se encuentra el desencadenamiento de dolores de cabeza. Para diagnosticar cualquier deficiencia en este sentido habremos de someternos a una exploración física por parte del médico de cabecera, de modo que pueda establecer con exactitud la causa de las jaquecas.

Los vegetarianos que suelen excluir de sus dietas tanto los productos lácteos como las carnes pueden ser especialmente sensibles a la problemática mentada. Lo recomendable, dado el caso, sería acudir a un especialista en nutrición para que pudiera compensar las deficiencias en vitaminas y paliar el desarrollo de jaquecas o migrañas. También tenemos disponibles suplementos vitamínicos que, aunque no resulten adecuados por su falta de prescripción médica, puede que nos saquen temporalmente de un apuro.

Puedes leer más artículos similares a Dolor de cabeza por falta de vitaminas, en la categoría de Dolor de cabeza en Diario Femenino.