Cómo queda la vagina después del parto

Eugenia Carré

Cómo queda la vagina después del parto

Igual que antes de dar a luz nos apuntamos a clases de preparación al parto, una vez que somos madres nuestro bebé necesita todos los cuidados posibles, pero no podemos olvidarnos de nosotras. 

Los ejercicios para devolverle la firmeza a los músculos de la zona perianal son la base para una buena recuperación. Estos son los músculos que se encargan de sujetar el peso del útero y con el que hacemos fuerza a la hora de dar a luz mediante parto vaginal, por eso son tan importantes. 

Los mejores ejercicios para realizar antes y después del parto son los denominados, ejercicios de Kegel. 

El tipo de parto determina el estado de la vagina 

Tras el parto, es común que la reciente mamá sufra ligeras pérdidas de orina al realizar pequeños esfuerzos o simplemente al estornudar o reírse, esto se debe al debilitamiento de la musculatura. 

La edad de la madre, así como el tipo de actividad física que haya realizado a menudo, es determinante para establecer el nivel de tonificación de los músculos pélvicos, pero también es importante: el tipo de parto, el diámetro del cráneo del bebé y su peso.

La estética de la vagina

Todas queremos recuperar nuestra figura lo antes posible después del parto, pero ejercitarnos de forma precoz, realizando deportes como la equitación o boxeo, además de cargar pesos y realizar abdominales, pueden producirnos el efecto contrario.

Tras los esfuerzos realizados en el parto el aspecto de nuestra vagina puede cambiar, por lo que muchas mujeres deciden someterse a intervenciones de cirugía estética para mejorar el aspecto de sus vaginas.