¿DIU o píldora? Elige el método anticonceptivo que más se adapta a ti

El mejor anticonceptivo para tus necesidades

Teresa Guerra

 DIU o píldora

A la hora de elegir un método anticonceptivo puedes tener en cuenta diversos pros y contras. Si bien desde su aparición la píldora conceptiva es uno de los favoritos, parece que las ventajas del DIU han eclipsado al resto de alternativas y se está convirtiendo en la opción favorita de muchas mujeres.

Las razones para ello tienen que ver con la fiabilidad que el DIU ofrece, especialmente en el caso del Mirena, ya que tanto éste como la píldora anticonceptiva se basan en la liberación de hormonas en la sangre para regular el ciclo menstrual y prevenir el embarazo. Entre los anticonceptivos hormonales son los más demandados, y sólo los supera el preservativo, que es un método barrera.

Cómo elegir entre la píldora y el DIU

Las razones para decantarse por la píldora, especialmente en mujeres jóvenes, suelen basarse en que se trata de un tratamiento que puede abandonarse sin ningún tipo de problema si decidimos optar por otras alternativas o los efectos secundarios resultan molestos, estando además desaconsejado el DIU a las mujeres que no hayan mantenido relaciones sexuales con anterioridad.

El desembolso que debemos realizar para adquirir el DIU, aunque rentable en el largo plazo, también supone un precio mayor que el de la píldora anticonceptiva. Sin embargo, a pesar de que existan muchos mitos sobre la efectividad del DIU, la realidad es que se trata del método más fiable, pues la píldora depende de que la usuaria la tome diariamente, o disminuye drásticamente su eficacia.

Otra de las ventaja con las que contamos si nos decidimos por el DIU es saber que la actuación del mismo se limita al útero, a diferencia de la píldora. por lo tanto, al introducir una cantidad de hormonas mucho menos en la circulación sanguínea, los efectos secundarios serán menores, si bien en el caso del DIU de cobre puede hacer que aumente el sangrado, además de provocar dolores en los primeros meses y molestias durante las relacione sexuales.

Sea cual sea la opción que elijas asegúrate de que el médico o ginecólogo realiza antes un examen completo para descartar posibles incompatibilidades y deja que te aconseje sobre cuál es el método que más se ajusta a tus características y necesidades.