Cómo preservar tu intimidad en las redes sociales

María José Roldán Prieto

Si te gustan las redes sociales es probable que te guste estar en contacto con otras personas, pero esto no significa que debas mostrar toda tu vida personal a todo el mundo. Hay que tener mucho cuidado con la información personal que compartes puesto que nunca sabes hasta dónde puede llegar y qué pueden hacer otras personas con esa información. En este sentido resulta muy importante que preserves tu intimidad en las redes sociales, pero, ¿sabes cómo hacerlo?

Consejos para preservar tu intimidad en las redes sociales

- No compartas todo. Las redes sociales significa abrir y compartir información en línea con los demás, pero hay alguna información que no debes compartir con otras personas. No compartas demasiada información para evitar el robo de identidad y para proteger tu seguridad física. Nunca compartas tu número de la seguridad social, ni tu fecha de nacimiento, ni tu teléfono personal o dirección donde vives. Tampoco compartas información sobre cuentas bancarias u otros números personales.

- Configura la privacidad. Las redes sociales cada vez dan más control a los usuarios sobre los ajustes de privacidad, así que no supongas que las configuraciones se ponen solas. Tendrás que echar un vistazo a los ajustes, a las secciones de configuración de privacidad y ver qué opciones tienes para limitar quién y qué grupos pueden ver tu información personal.

- Nunca confíes. Hay muchas razones por las que alguien quisiera suplantar su identidad en línea por lo que nunca deberás fiarte sobre alguien que te pide petición de amistad y no sabes quién es. Nunca aceptes a alguien que no conoces.

- Es mejor tener pocos amigos en las redes sociales. Es mejor tener pocos amigos en las redes sociales y que sepas que con ellos sí puedes compartir aquello que quieras. Recuerda que la configuración de privacidad de tus amigos también te puede afectar directamente por lo que si no quieres salir en fotografías y que te vean terceras personas tendrás que pedirlo expresamente.