¿Son buenas las redes sociales para vencer la timidez?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

A veces no nos damos ni cuenta que tenemos a nuestro alcance valiosas herramientas para vencer la timidez. Internet es bien conocido por su capacidad para transformar la realidad de las personas o para, directamente, mentir. Nosotras no queremos mentir, solo mostrarnos más seguras y menos tímidas a través de la Red. Nos preguntamos si son buenas las redes sociales para vencer la timidez.

Cómo usar la redes sociales para superar la timidez

La respuesta es claramente un sí. Las redes sociales son el aliado perfecto para superar la timidez. Cualquiera de ellas son lugares donde podemos interactuar mostrándonos tal y como queremos ser, sin inseguridades, sin presiones, sin temor a que se nos esté notando que estamos sudando o que el corazón se nos va a salir por los nervios. Los síntomas de la timidez no se notan en las redes sociales y eso nos puede dar mucho margen de actuación.

Para las que piensen que además de dejar de ser tímidas, en las redes sociales podemos convertirnos en otra persona totalmente diferente, tenemos malas noticias. No se trata de suplantar la personalidad a nadie, ni de mentir en Internet ni de aparentar ser lo que no somos. Se trata de poder interactuar con los otros usuarios de las redes sociales sin la presión de un montón de gente a nuestro alrededor que dispara nuestra timidez.

La mayor ventaja de las redes sociales en relación con la timidez es que podemos socializar en el momento que queramos, parar cuando lo creamos conveniente o desaparecer sin más hasta que nos relajemos. En las redes sociales también podemos conocer gente, entablar conversaciones con desconocidos con mayor facilidad y hay hasta quien encuentra el amor.

A pesar de todas las ventajas, las redes sociales no son un completo paraíso para las personas tímidas. En Internet también se juzga a los demás, también se cotillea, se rumorea y se cataloga a las personas de forma pública. Esa exhibición o exposición pública no es precisamente positiva para la timidez, pero no podemos olvidar que estamos resguardadas tras una pantalla.