Cómo superar la timidez con desconocidos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Que la timidez es un obstáculo para la vida diaria nadie lo duda. El gesto más sencillo como preguntar una dirección o contestar a un desconocido que nos ha preguntado algo en la calle se convierte para los tímidos en un momento de lo más incómodo. Por eso queremos vencer la timidez y poder manejarnos con tranquilidad en cualquier situación social.

Cómo hablar con un desconocido si eres tímida

Puede que cuando eras una niña te dijeran en casa que no debías hablar con desconocidos. Pero lo cierto es que en la vida diaria se presentan muchas ocasiones en las que tratar con desconocidos se convierte en una necesidad. Por no hablar de las situaciones en el trabajo o del hecho de que para conocer a una persona primero ha de ser un desconocido. Este trastorno es el principal obstáculo para unas relaciones sociales saludables.

Hablar con un desconocido superando tu timidez no es tan difícil como pueda parecer a simple vista. Recuerda que siempre puedes recurrir al pensamiento positivo para transformar esa realidad que tu timidez distorsiona y a la que pinta de un color oscuro. Y también puedes recordar que todas las personas que ahora conoces fueron en su día personas desconocidas.

Si quieres superar tu timidez con los desconocidos debes buscar un poco de valentía en tu interior y practicar sencillos ejercicios. Da el primer paso, toma tú la iniciativa y practica con personas en la parada del bus o del metro preguntándoles la hora, por ejemplo, o alguna indicación sobre el recorrido del transporte público. Da igual que ya sepas la hora que es o que te conozcas al dedillo todas las paradas que hace el autobús. Lo importante es que te acostumbres a hablar con personas que no conoces.

Lógicamente si eres tímidas nadie te va a pedir que vendas enciclopedias puerta por puerta, pero dejar de ser tímida en la interactuación con desconocidos puede servirte de mucho tanto en tu vida profesional como en tu vida personal. Lo importante es que practiques cada día para que en el momento en que lo necesites la situación no te suponga tanta ansiedad.