Intimidad en Whatsapp: situaciones que no son graciosas

María José Roldán Prieto

Situaciones poco divertidas en whatsapp

¿Quién no tiene instalado en su teléfono la aplicación del WhatsApp? Es una aplicación que todas las personas usan de forma diaria para comunicarse con los demás, es la nueva forma de comunicación entre familiares, amigos e incluso en los negocios. Puede ser una comunicación directa o diferida, ya que las personas pueden leer el mensaje en Whatsapp y contestar cuando tienen un momento libre por lo que resulta más cómodo para quien escribe y para quien contesta.

Situaciones que no son graciosas en Whatsapp

Pero en muchas ocasiones escribir por WhatsApp no resulta nada divertido porque puedes experimentar situaciones bastante complicadas, embarazosas o de un total: ¡Tierra trágame! ¿Quieres saber a qué situaciones nada graciosas me refiero? Quizá al leerlas te sientas identificada en alguna, y si no... ¡al menos ya las conoces para poder evitar que te ocurran! 

- Cuando te escriben un WhatsApp y otra persona lo lee. Muchas mujeres tienen la mala costumbre de dejar que sus Whatsapp cuando llegan a su teléfono salgan en la pantalla para poder leerlo sin necesidad de abrir la pantalla, pero esto puede ser todo un problema. ¿Te imaginas que tienes a tu madre al lado y que te escribe el chico de la noche apasionada escribiéndote cosas calientes? ¡Seguro que no querrás ver la cara de circunstancia de tu madre! 

- Cuando envías por error un WhatsApp a quien no es.  A veces por las prisas de escribir más rápido o por estar haciendo más de una cosa a la vez... podemos enviar sin querer una respuesta a una persona que no corresponde. ¿Y qué ocurre si el receptor de ese mensaje no debía saber lo que estás escribiendo? ¡Ya está el lío hecho!

- Enviar una foto a un grupo por equivocación. Quizá estés compartiendo con tus amigas íntimas las fotografías de la fiesta de anoche donde todas os lo pasastéis en grande, donde conocistéis a unos chicos muy guapos... hasta aquí todo perfecto. Pero, ¿qué pasaría si te equivocas de grupo y lo envías a los compañeros de la oficina? ¡Las risitas por el pasillo la mañana del lunes están aseguradas! 

- Cuando hay malentendidos. El lenguaje escrito puede causar malentendidos entre las personas porque no se sabe con qué énfasis se escribe ni tampoco con qué tono. A veces, aunque se usen emoticonos o todos los signos de puntuación necesarios, los malentendidos pueden darse igualmente.