Cómo quitar la timidez al hablar por Whatsapp

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo quitar la timidez al hablar por whatsapp

Entre esas personas para las que Whatsapp es como una arma de destrucción masiva en donde no pueden frenar su incontinencia verbal y esas otras personas tan tímidas a las que no les ocurre enviar un Whatstapp si no es para responder con una frase seca y cortante hay un abismo. Buscamos el término medio para quitar la timidez al hablar por Whatsapp.

Timidez y whatsapp: cómo superarlo 

Por lo general, las personas tímidas se muestran más locuaces y sociables cuando se encuentran tras la pantalla de un ordenador o del teléfono móvil. Sin embargo, también puede ocurrir que esa timidez se mantenga y sean incapaces de mantener una conversación fluida por Whatsapp, por ejemplo. Tal y como se plantean hoy en día las relaciones sociales, la timidez por Whatsapp también puede acabar dejándote aislada.

Por eso tenemos algunas ideas para que dejes de ser tan tímida por Whatsapp. No se trata de que empieces a practicar el sexting enviando fotos y mensajes calientes a la persona que te gusta, pero sí te conviene empezar a tomar la iniciativa y enviar algún mensaje de vez en cuando a esas personas de tu lista de contactos con las que no hablas si no te hablan a ti primero.

Tus miedos y tu inseguridad probablemente te hagan pensar en no enviar ese Whatsapp para no molestar al destinatario. Tal vez esté trabajando, tal vez esté durmiendo o tal vez le venga mal en ese momento. Desengáñate, porque el Whatsapp no es una llamada de teléfono y si esa persona está ocupada no tiene por qué responder el mensaje. Recuerda que las amistades deben regarse como una planta así que no temas en enviar mensajes a tus amigos siempre que pienses en ellos.

Hay un tipo de timidez que te puede traer problemas si también te afecta por Whatsapp. Se trata de la timidez amorosa, que hace que te sientas incapaz de decir lo que sientes incluso por Whatsapp. Busca los mejores mensajes de amor para responder a esa persona con la que estás iniciando una historia, porque si siempre contestas con sequedad le puede dar la impresión de que no estás interesada en él.