¿Se puede perder la timidez? Aprende a ser más atrevida

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las personas tímidas se crean un sentimiento de impotencia que las lleva a pensar que nunca van a perder su timidez. Les gustaría ser más atrevidas, lanzarse con comodidad a una situación social cualquiera, pero su temor a que se note la timidez hace que se retraigan aún más. La verdad es que se puede vencer la timidez y también se puede aprender a ser más atrevida.

Cómo perder la timidez y ser más atrevida

Si estás dispuesta a olvidarte de tu timidez y disfrutar más de tus relaciones sociales, no puedes perder de vista el paso previo y fundamental que es mejorar tu autoestima. A partir de ahí puedes empezar a trabajar con trucos y técnicas para dejar de ser tímida y todos ellos pasan por practicar. Vas a aprender a practicar tus habilidades sociales con algunos sencillos trucos.

Debes saber que el teatro es uno de los mejores aliados para vencer la timidez de una vez por todas, ya que fomenta la participación social y te ayuda a meterte en la piel de personajes distintos. De esta manera, trasladas el foco de atención de ti misma a las emociones que debería estar sintiendo el personaje. Es una buena forma de evitar la ansiedad por timidez y todos los síntomas que conlleva.

También debes practicar cómo ser más atrevida acudiendo a eventos sociales y fiestas. Si al principio te da mucho miedo, apóyate en alguna amiga de confianza que sepa que estás tratando de vencer tu timidez por si necesitas una mano en algún momento. Prepara en casa algunas preguntas generales que sirvan para todas las situaciones y procura que sean preguntas abiertas, es decir, que la respuesta no pueda ser un sí o un no.

Con tu lista mental de preguntas debes obligarte a hablar con la gente. Y para una conversación es muy importante el lenguaje corporal, así que mira a tu interlocutor en todo momento, no bajes la mirada porque pensará que no te interesa la conversación. Tampoco te olvides de sonreír, que es una de las mejores técnicas para que dos personas se sientan más cercanas y cómodas.