Consejos para que WhatsApp no domine tu vida

Marta Marciel

WhatsApp en la vida diaria

Probablemente a día de hoy no te imaginarías vivir sin hablar por WhatsApp con todas esas personas con las que te comunicas cada día. Esta aplicación ha revolucionado el concepto de comunicación, pero también puede ser un arma de doble filo si no se utiliza con cabeza. Te damos los trucos definitivos para que no seas una esclava del WhatsApp en tu día a día. 

Ideas para que WhatsApp sea tu aliado y no tu enemigo 

+ Detox. Intenta desconectar del móvil cuando estés haciendo otras actividades. Es inevitable checkearlo cuando trabajamos o si estamos esperando un mensaje importante, pero no dejes que centre todos tus planes: cuando estás con amigos, en el gimnasio, haciendo la compra... Concéntrate primero en lo que haces y después contestas a quienes te escriban. 

+ Relativo. No todo lo que sucede en la vida 2.0 sería para tanto en el mundo real. No te tomes a pecho todo lo que leas, porque el tono en el que está escrito puede no ser tal y como lo estás pensando en tu cabeza. La vida no se termina porque no te contesten a un mensaje, porque te vean en línea o porque te hagan un comentario supuestamente malintencionado. 

+ Malentendidos. En la época del mundo en la que más se habla, menos se comunica la realidad. Esto quiere decir que preferimos decirnos las cosas por una pantalla en lugar de hablando por teléfono si no estamos cerca, o a la cara si vivimos al lado. No te dejes llevar por la cobardía y si tienes algo que decir, exprésalo como en la era pre-WhatsApp. Los malentendidos escritos son peores que hablados. 

+ Educación. Ante todo, nunca pierdas las formas. Lo que se escribe en un teclado de un smartphone queda para siempre. Piensa antes de escribir, no te tomes a pecho todo lo que te digan y ten buena educación: no uses el WhatsApp si tienes una cita o una quedada cuando siempre estás diciéndole a esas personas que estás deseando quedar con ellas... por WhatsApp.