Tatuaje para mujeres: tendencias, consejos y cuidados

Tatuajes: tendencias, consejos y cuidados

El verano está a la vuelta de la esquina y con él se recrudece la operación bikini y aumentan las ganas de lucir palmito. Los tatuajes lucen durante el verano en la piel de quienes decidieron hacérselos y quienes no tienen dudan en lanzarse a la aventura para decorar su piel con el anhelado tattoo. Sin embargo, no hay que olvidar que los tatuajes son para siempre y, pese a las avanzadas técnicas de borrado que existen, suele quedar cicatriz. Si estás pensando en hacerte un tatuaje aquí encontrarás todo lo que debes saber

Elegir dibujo y zona del cuerpo para el tatuaje

Hay dos aspectos básicos que hay que tener muy claro antes de tatuarse la piel: seleccionar la parte del cuerpo y el motivo a tatuar. Desde luego que aquí las preferencias personales son las que fundamentan la decisión.

Si es tu primer tatuaje apuesta por un dibujo sencillo, discreto y que puedas taparte. Hay determinados puestos de trabajo en los que no están bien vistos ni los tatuajes ni los piercings. Al margen de eso, los primerizos siempre estarán a tiempo de hacerse otro más grande o aumentar su tamaño adornándolo con motivos adicionales. Lo importante es hacértelo en un lugar que no te canses de ver, es decir, siempre será más fácil cansarse de un tatuaje que lleves en el ombligo que en la espalda porque te lo ves más.

Hubo una época en que las estrellas en el codo causaban furor, mucho antes los tribales en la zona baja de la espalda arrasaron y ahora parece que arrasan los tatuajes mini en las muñecas y hombros.

Está claro que cuando te haces un tatuaje piensas en el momento y te dejas llevar por la máxima del "Carpe Diem", pero debes visualizarte 20 años después luciendo ese mismo dibujo en tu piel. Si la idea no te convence y aún así no quieres renunciar a un tatuaje permanente, evita los que llevan pigmento de color. De cara al futuro, son los más difíciles de borrar y además cada vez se llevan menos.

Tatuajes exclusivos y personalizados

Todos los salones de tattoos ofrecen a sus futuros clientes amplios y gruesos catálogos con infinidad de motivos y dibujos para todos los gustos. Lo malo de estos muestrarios es que puede que muchas personas luzcan el mismo tatuaje que tú. Si quieres un tatuaje único, atrévete a dibujarlo tú misma, los tatuadores adaptarán el dibujo a la perfección para que encaje en tu piel.

Sólo en locales autorizados

Al hacerte un tatuaje en un local no autorizado, estás poniendo en peligro tu salud. Piensa que se utilizan agujas que penetran en la capa superficial de la piel y, si no están correctamente esterilizadas, pueden dar lugar a infecciones, heridas o enfermedades graves como la hepatitis. Asegúrate de acudir a un centro que cumple con las condiciones exigidas por Sanidad; en dicho organismo o en la propia OCU pueden informarte de los centros de tatuaje que se acogen al marco legal y sanitario.

Sufrir para estar guapa

Decir que no duele sería engañarte. Lo que sí es cierto es que hay zonas que, al estar rodeadas de hueso, son más proclives al dolor: tobillo, nuca, clavículas, zona inferior de la espalda, cadera... Normalmente, en el centro al que acudas a hacerte el tatuaje te darán unas cremas con efecto anestésico para aliviar el dolor.

Recuerda que cada 2-3 años es recomendable hacer una sesión de repaso ya que normalmente los bordes de los dibujos suelen desgastarse un poco. Y por último, si estás pensando en lanzarte al mundo de los tatuajes, evita que sea en verano porque no podrás tomar el sol hasta 1-2 meses después de hacértelo. Ten en cuenta que la piel ha de cicatrizar.

Patri Heras  •  viernes, 4 de mayo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x